Dom. Jun 23rd, 2024

El 19 de junio, el Papa Francisco recibió a los organizadores del Congreso Eucarístico Nacional de Estados Unidos, un evento que se celebrará en Indianápolis en julio de 2024. Este congreso, el primero de su tipo en Estados Unidos desde 1941, espera congregar a unos 80,000 participantes. Durante la reunión, el Pontífice subrayó la presencia real de Cristo en la Eucaristía, enfatizando que no es meramente simbólica.

Dirigiéndose al comité de obispos estadounidenses encargado del Congreso Eucarístico Nacional, el Papa Francisco destacó que este evento marcará un momento significativo en la vida de la Iglesia en los Estados Unidos. Además, bendijo una gran custodia que será utilizada para albergar a Nuestro Señor durante el congreso.

El Santo Padre elogió los esfuerzos del comité para promover un renacimiento de la fe y el amor por la Santa Eucaristía, destacando que esta es la fuente y cumbre de la vida cristiana. Expresó su preocupación por aquellos católicos que consideran la Eucaristía como un mero símbolo, afirmando: «Tristemente, hoy en día, hay entre los fieles católicos quienes creen que la Eucaristía es más un símbolo que la realidad de la presencia y el amor del Señor».

El Papa Francisco también hizo hincapié en la importancia de la adoración eucarística y enfatizó que se ha perdido el sentido de la adoración en nuestros días. Instó a los obispos a catequizar a los fieles sobre la oración a través de la adoración y recordó que la Eucaristía va más allá de ser un símbolo, siendo la presencia real y amorosa del Señor.

El Congreso Eucarístico Nacional, parte fundamental del renacimiento eucarístico, se llevará a cabo del 17 al 21 de julio de 2024 en Indianápolis. Se espera que 80,000 fieles de todo el país se reúnan en este evento, que promete ser un momento decisivo en nuestra generación.

El Papa Francisco expresó su esperanza de que el Congreso Eucarístico inspire a los católicos de todo el país a redescubrir el asombro y la admiración por el gran don de sí mismo del Señor. Instó a los fieles a pasar tiempo con Él en la celebración de la Santa Misa, la oración personal y la adoración al Santísimo Sacramento.

La devoción a la Eucaristía, enfatizó el Papa, inspirará a los fieles a comprometerse cada vez más como discípulos misioneros de Jesús en el mundo. Así mismo, hizo un llamado a mostrar evangelización y amor hacia los ancianos y los enfermos, destacándolos como la sabiduría de un pueblo y la imagen de Jesús sufriente respectivamente.

En conclusión, el Papa Francisco rezó por el éxito del comité organizador del Congreso Eucarístico Nacional, instando a que todo lo que están haciendo sea una ocasión de gracia para guiar a los hombres y mujeres de toda la nación hacia el Señor. Mons. Andrew Cozzens, presidente del Congreso Eucarístico Nacional, describió la reunión con el Papa como una experiencia emocionante y destacó la pasión del Pontífice por el renacimiento eucarístico.

El Congreso Eucarístico Nacional se perfila como un gran momento en los Estados Unidos, una oportunidad para reunirse y encontrarse juntos con el Señor.


Fuente: Infocatólica