El Pontífice ha decidido aplazar un año las dos multitudinarias citas en acuerdo con el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida del Vaticano.

 

La pandemia ha modificado el estilo de vida de millones de personas en el mundo y condicionará en los próximos años los viajes y las reuniones de multitudes. El Vaticano lo sabe y por eso ha tomado la decisión de cambiar las fechas de dos grandes eventos masivos para la catolicidad: El Encuentro Mundial de las Familias que será celebrado en Roma en junio 2022 y la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa en agosto de 2023.


Fuente: Tekton

 

“Debido a la actual situación sanitaria y a sus consecuencias para el desplazamiento y la agregación de los jóvenes y de las familias”, el papa Francisco, junto con el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, ha decidido aplazar un año el próximo Encuentro Mundial de las Familias en Roma”, antes pensado en junio de 2021, y la próxima Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa antes programada para agosto de 2022.

 

Es decir, ambos eventos se realizarán un año después de lo inicialmente planificado, según informó hoy el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

 

Fuente: Aleteia