Lun. Mar 4th, 2024

En una conversación íntima y exclusiva con el equipo de comunicaciones de la Conferencia Episcopal de Colombia, el Nuncio Apostólico en Colombia, monseñor Paolo Rudelli, compartió su visión y las primeras impresiones sobre su llegada al país, destacando la vitalidad y compromiso de la Iglesia colombiana.

Desde su designación por el Papa Francisco en julio, monseñor Rudelli ha estado inmerso en su misión diplomática en Colombia, destacando su encuentro con diversos líderes eclesiásticos y diplomáticos del país. Durante su tiempo en Colombia, ha realizado visitas pastorales, entregando palios arzobispales a distintos obispos y acercándose a la realidad de las comunidades locales.

En su entrevista, destacó la participación activa de los laicos en la misión evangelizadora de la Iglesia, resaltando el apoyo brindado por algunas diócesis a los migrantes, como la de Apartadó. Comparó la tradición católica arraigada en Colombia con su experiencia en Zimbabue, notando la diferencia en el tamaño y la arraigada presencia católica en Colombia.

El Nuncio Apostólico resaltó los encuentros diplomáticos en Colombia, reconociendo el compromiso de todos los actores por el bien del país y la valoración del trabajo de la Iglesia en la búsqueda de la reconciliación y la paz, prioridades claves encomendadas por el Papa Francisco.

En relación con la reciente designación del arzobispo Luis José Rueda Aparicio como cardenal, monseñor Rudelli destacó la importancia de tener una voz colombiana en el consejo asesor del Papa, subrayando el valioso aporte que la Iglesia en Colombia puede hacer a la Iglesia Universal.

Abordando temas sensibles como los abusos, reafirmó el compromiso de todos para construir una Iglesia segura, justa y preventiva, enfocada en la reparación y colaboración con las autoridades civiles.

El Nuncio Apostólico resaltó la importancia de una Iglesia participativa e inclusiva, alentando a alcanzar a aquellos más necesitados en las periferias existenciales y seguir el camino sinodal propuesto por el Papa Francisco.

En su mensaje a los colombianos, destacó la riqueza y vocación de la Iglesia colombiana, animando a todos a contribuir tanto a la Iglesia como a la sociedad en general, transmitiendo un mensaje de ánimo y apertura a seguir avanzando en el camino de la fe y la construcción de una sociedad justa.


Fuente: Conferencia Epsicopal de Colombia