Vie. Oct 7th, 2022

El pequeño Richard Scott William Hutchinson nació con una edad gestacional de 21 semanas y 2 días, y un peso de 340 gramos. “Cuando Rick y Beth recibieron asesoramiento prenatal sobre qué esperar con un bebé que nació tan temprano, nuestro equipo de neonatología les dio un 0% de posibilidades de supervivencia“, dijo la neonatóloga de Richard en Children’s Minnesota, la Dra. Stacy Kern.

 

“Sabía que las primeras semanas de la vida de Richard serían muy difíciles, pero sentí que si podía superar eso, sería un sobreviviente“.

 

Sus padres, Beth y Rick Hutchinson, están sorprendidos de que Richard recibiera un Récord Guinness como el bebé más prematuro en sobrevivir. “Todavía estamos sorprendidos por eso. Pero estamos felices. Es una forma en que podemos compartir su historia para crear conciencia sobre los nacimientos prematuros“.

 

“El primer mes ni siquiera estaban seguros de que lo lograría”, reveló Beth.  “Fue realmente difícil. Sabes en el fondo de tu mente que sus probabilidades no eran grandes”.

 

Para estos padres, el primer año de vida de Richard fue en extremo difícil. Estuvo muchos meses internado y tuvieron que movilizarse todos los días para pasar el mayor tiempo posible con su hijo.

 

“Nos aseguramos de estar allí para brindarle apoyo”, dijo Rick. “Creo que eso lo ayudó a superar esto porque sabía que podía contar con nosotros”.

 

La Dra. Kern cree que la dedicación de Rick y Beth jugó un papel clave en el éxito de su hijo.

 

“Atribuyo su milagrosa supervivencia a sus maravillosos padres que estuvieron allí para él en cada paso del camino y a todo el equipo de neonatología de Children’s Minnesota. Se necesita una aldea para cuidar y apoyar a estos bebés hasta el momento en que estén listos para irse a casa“.

 

El consejo de Beth para otros padres de bebés prematuros es que no se rindan. “Abogue por su hijo tanto como pueda. Sea entrometido porque es su hijo y usted merece saber lo que está pasando”. Y llegó el día en que el Richard, el bebé más prematuro del mundo en sobrevivir pudo irse a su casa. A comienzos de diciembre de 2020, tras medio año en la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatología, fue dado de alta.

 

“No podía creer que este fuera el mismo niño que una vez estuvo tan enfermo, que temí que no sobreviviera. El mismo niño que una vez cabía en la palma de mi mano, con la piel tan traslúcida que podía ver cada costilla y vaso en su pequeño cuerpo. No pude evitar apretarlo y decirle lo orgulloso que estaba de él”, dijo emocionada la Dra. Kern.

 

“Me enseñó lo que realmente significa ser resistente y, cada vez que lo miro, me recuerda lo fuertes y sorprendentes que son todos estos hermosos bebés“.

 

A continuación algunas fotos: 

Fuente: Guinness World Records.
bebé más prematuro
Fuente: Guinness World Records.
Fuente: Guinness World Records.
bebé más prematuro
Fuente: Guinness World Records.
Fuente: Guinness World Records.
bebé más prematuro
Fuente: Guinness World Records.

 

 

 

 

 

Fuente: Churchpop