Sáb. Feb 4th, 2023

Como viene siendo habitual desde comienzos de este siglo, la postura acerca de la enseñanza bíblica sobre la homosexualidad está causando cismas abiertos o soterrados en las diversas denominaciones cristianas. Unos aceptan lo que la Biblia enseña y otros lo rechazan, provocando la división. El turno le ha tocado ahora a los metodistas de Luisiana, en EE.UU

La Iglesia Metodista Unida, uno de los pilares del panorama religioso estadounidense, ha cortado los lazos con 58 iglesias de su conferencia de Luisiana en medio de un cisma nacional dentro de la denominación protestante.

Las desafiliaciones, aprobadas en una sesión virtual de la conferencia el sábado, fueron las últimas de una serie de decisiones que muchas iglesias de Luisiana han tomado en las últimas semanas para abandonar la congregación nacional. Las tensiones internas sobre las doctrinas sobre la sexualidad y otras cuestiones teológicas han agitado la iglesia.

Los delegados de la congregación votaron 487-35 a favor del cisma. Las desafiliaciones requerían el apoyo de dos tercios de los delegados.

Seis iglesias que abandonan la conferencia son de la zona de Nueva Orleans. Otras siete iglesias son del área de Baton Rouge. Timothy, que con 6.000 miembros es una de las mayores congregaciones metodistas de Luisiana, votó a favor de la desafiliación el 1 de noviembre, según informó The Advocate.

La Iglesia Metodista Unida es la última de las principales denominaciones protestantes de Estados Unidos que ha comenzado a fracturarse en medio de debates sobre sexualidad y teología. Los puntos álgidos son la prohibición de los matrimonios entre personas del mismo sexo y la ordenación de clérigos abiertamente LGBTQ, aunque muchos consideran que son síntomas de diferencias más profundas en materia de justicia, teología y autoridad bíblica.

La denominación ha mantenido repetidamente estas prohibiciones en las Conferencias Generales legislativas, pero algunas iglesias y clérigos estadounidenses las han desafiado. Esta primavera, el ala conservadora de la Iglesia lanzó una nueva Iglesia Metodista Global, en la que están decididos a mantener y hacer cumplir dichas prohibiciones.

Una propuesta para dividir amistosamente la denominación y sus bienes, presentada a principios de 2020, ha perdido su otrora amplio apoyo, tras años de retrasos relacionados con la pandemia, en la Conferencia General legislativa, cuyo voto era necesario para ratificarla. Ahora la ruptura y las negociaciones se están llevando a cabo de forma fragmentaria, por conferencias regionales.

En las reuniones regionales anuales celebradas en todo Estados Unidos a principios de este año, los metodistas unidos aprobaron las solicitudes de unas 300 congregaciones para abandonar la denominación, según el Servicio de Noticias Metodista Unido. Se espera que en las reuniones especiales de la segunda mitad del año se voten hasta 1.000 más, según el grupo conservador Wesleyan Covenant Association.

Los que se van son todavía una fracción de las 30.000 congregaciones estimadas sólo en Estados Unidos, con casi 13.000 más en el extranjero, según las estadísticas recientes de la UMC.

Las desafiliaciones de Luisiana entrarán en vigor después del 31 de diciembre, dijeron los funcionarios de la iglesia. La conferencia de Luisiana también tendrá un nuevo obispo en el nuevo año, Delores Williamston. Es la primera mujer obispo negra de la conferencia.


Fuente: Infocatólica