Dom. Jun 23rd, 2024

Un católico llamado G. Mathew, presentó una denuncia, por intermedio de sus abogados, ante las autoridades civiles, la policía y la diócesis, en la que afirma que los católicos dalit son excluidos deliberadamente de las celebraciones y de la procesión que se realiza con motivo de la fiesta patronal del 22 de julio.

 

Hay unas 70 familias dalit católicas, pero no están incluidas en la celebración. No se recogen inscripciones entre ellos, la procesión con automóviles que se hace por el pueblo evita las calles donde viven los dalits. Los cementerios también están separados: hay uno para cristianos dalit y otro para católicos de otras castas. El párroco no es dalit, pero ha tratado de incluirlos en la comunidad haciendo participar a las mujeres en las actividades de la iglesia. Sin embargo fue amenazado por los que pertenecen a las castas superiores y ahora lo sacaron de la parroquia.

 

La cuestión de los sin casta sigue siendo una herida abierta en la cultura india donde, a pesar de la abolición oficial cuando entró en vigor la Constitución en 1950, la discriminación sigue estando muy extendida en la práctica. Lo realmente lamentable es que dentro de la propia Iglesia haya grupos que asuman semejante pecado estructural. El Papa Francisco ha querido dar una señal significativa a la Iglesia católica local eligiendo por primera vez un prelado dalit entre los nuevos cardenales que se crearán en el consistorio del 27 de agosto, el arzobispo de Hyderabad, Mons. Anthony Poola.

 

 

 

Fuente: Infocatólica

Redacción: Natalia Monroy