Dom. Jun 23rd, 2024

Ante la grave situación ambiental que enfrenta Colombia, caracterizada por una severa escasez de agua y una serie de incendios forestales que afectan diversas regiones del país, los obispos colombianos han tomado una iniciativa de fe y acción. Para este domingo, 28 de enero, han convocado a una rogativa nacional, con el objetivo de pedir a DIOS por el preciado don de la lluvia y aliviar la crisis actual.

El Cardenal Luis José Rueda Aparicio, líder de esta iniciativa, ha sido una voz destacada en la convocatoria. Además, los obispos han dirigido una carta a la comunidad católica, resaltando la urgente necesidad de un mayor compromiso con el medio ambiente y de adoptar medidas efectivas para prevenir riesgos similares en el futuro.

Este llamado no solo es un acto de fe, sino también un recordatorio de la responsabilidad que tiene la sociedad en la preservación y cuidado del medio ambiente. La carta de los obispos subraya la importancia de la conciencia ecológica y la acción colectiva en momentos de crisis como el que atraviesa la nación.

La convocatoria a la rogativa nacional representa un gesto significativo de la Iglesia en Colombia, que busca unir a los fieles en oración y reflexión sobre la importancia de cuidar nuestro entorno natural. Esta iniciativa es un recordatorio de que, más allá de las soluciones técnicas y políticas, también se necesita una respuesta espiritual y comunitaria ante los desafíos ambientales que enfrentamos.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia