Los Obispos de la Conferencia Episcopal de Francia han enviado un comunicado en el que condenan el ataque terrorista ocurrido en la Basílica de Nuestra Señora de Niza y en el que han muerto al menos tres personas.

 

“Nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas, con los heridos, sus familias y seres queridos”, aseguran en el comunicado.

 

“Estas personas fueron agredidas y asesinadas porque estaban en la Basílica”, y por eso para el terrorista “representaban un símbolo para ser destruido”.

 

Los obispos franceses dijeron que “estos asesinatos nos recuerdan el martirio del P. Jacques Hamel. Estos actos horribles afectan a todo el país”.

 

“Este terrorismo tiene como objeto infundir angustia en toda la sociedad. Por eso es urgente que se detenga esta gangrena, así como es urgente también encontrar la hermandad indispensable que nos mantendrá a todos en pie frente a estas amenazas.”.

 

En el comunicado subrayan que “a pesar del dolor que se apodera de nosotros, como católicos rechazamos ceder al miedo y junto con toda la nación queremos hacer frente a esta amenaza ciega y traicionera”.

 

Además convocaron a todas las iglesias de Francia a tocar las campanas con toque de difunto, “siempre que sea posible”, a las 03:00 p.m y se invita a acompañar este acto con una oración por las víctimas.

 

Diócesis de Niza califica el atentado de “abominable acto terrorista”

 

Por su parte, la Diócesis de Niza (Francia) ha emitido un comunicado en el que el Obispo, Mons. André Marceau, califica este ataque como “abominable acto terrorista”.

 

El Prelado dijo que el ataque se ha producido tanto dentro como en los alrededores de la Basílica de Nuestra Señora de Niza, y a pocos días del “salvaje asesinato del profesor Samuel Paty”.

El Prelado asegura estar tremendamente conmocionado por “esta nueva tragedia que llora nuestra diócesis”.

 

“Mi tristeza es infinita como ser humano frente a lo que otros seres, también llamados humanos, pueden hacer”, asegura en el comunicado. “En este momento todas la iglesias de Niza están cerradas hasta nuevo aviso y bajo protección policial”, informó.

 

También aseguró sus oraciones por las víctimas, por sus seres queridos y por las fuerzas del orden “que están en la primera línea de esta tragedia, así como por los sacerdotes y los fieles heridos en su fe y esperanza”.

 

También pidió que “el espíritu de perdón de Cristo prevalezca frente a estos actos de barbarie”.

 

Fuente: Aciprensa
 
 
 

 

 

 
Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster