Dom. Jul 14th, 2024

El pasado sábado 11 de noviembre, la Arquidiócesis de Barranquilla acogió con alegría y fervor la tercera edición del ‘Alabemos Fest’. El festival, que congregó a catorce ministerios musicales, la mitad de ellos provenientes de diversas regiones de Colombia y dos internacionales, provenientes de México y Panamá, se llevó a cabo en el Country Club de la capital del Atlántico. Más de 750 fieles participaron en este encuentro católico dedicado a la música como herramienta de evangelización.

El festival ‘Alabemos Fest’ no solo se limitó a ser un concierto, sino que se convirtió en una historia entrelazada con las voces y las melodías de músicos católicos comprometidos con la fe y la conversión. El padre Jesús Mauricio Granados Bolívar, coordinador general del evento, expresó la importancia de este festival como una oportunidad para fusionar la música con la vivencia de la fe, ofreciendo un espacio propicio para el crecimiento espiritual y la expresión artística.

El lema de este año, inspirado en el Salmo 146, «Alabad al Señor, que la música es buena», guió las actividades del festival que se centró en la llegada festiva de los ministerios musicales a Barranquilla. Además de la música, el evento incluyó momentos de fraternidad, formación sobre música para la evangelización dirigida por el maestro mexicano Armando Jiménez, y espacios para fortalecer la espiritualidad de los fieles.

Los ministerios musicales de la Arquidiócesis de Barranquilla, como Alfred López Mass, Hugo y Caro, Fuego y Vida, Ana Carmona y Roxana Margarita Niebles, ofrecieron interpretaciones llenas de devoción y compromiso. En cuanto a los participantes nacionales e internacionales, destacaron nombres como San Juan JHS de Medellín, Shalom la Banda del Señor de la Diócesis de El Banco, Unción de Pasto, y otros talentosos artistas provenientes de diferentes lugares de Colombia y del extranjero.

Monseñor Pablo Salas Anteliz, arzobispo de Barranquilla, se unió al evento para saludar a los asistentes, agradeciendo el apoyo y recordando la importancia de la música religiosa en la vida cristiana. «El que canta, ora dos veces», citando a San Agustín, afirmó el prelado, reflejando la esencia de la jornada: una celebración espiritual y musical que fortaleció los lazos de fe entre los asistentes y los artistas.

El ‘Alabemos Fest 2023’ no solo fue un encuentro musical, sino una experiencia profunda que unió el arte y la fe en un ambiente festivo y espiritual, dejando huellas de alegría y esperanza en el corazón de los fieles de Barranquilla y más allá.

Los ganadores del festival

Cada ministerio que se presentó en el escenario de ‘Alabemos Fest 2023’ hizo un trabajo impecable y de calidad, como lo expresó el jurado, conformado por el maestro Armando Jiménez, coordinador académico de la Escuela Diocesana de Música Sacra y Conservatorio de Música de Querétano, México, y por  los ministerios musicales Dos y Él de Costa Rica y Yuli y Josh de Colombia.

La Arquidiócesis de Barranquilla es pionera en este festival. Seguramente habrá en otros espacios de Colombia y de nuestra Iglesia Católica festivales, pero el nuestro tiene la característica especial de apoyar con una producción musical a los ministerios participantes. De tal manera que las composiciones que ellos realizan no se pierdan o no se queden en el olvido, sino que también puedan ser en un futuro escuchadas por los fieles”, agregó el padre Granados.


Por la Arquidiócesis de Barranquilla la ganadora fue la solista Anita Carmona. Aunque es oriunda de Valledupar, creció en Barranquilla, ciudad donde, desde muy niña, empezó a asistir a la Eucaristía y a sus 15 años pudo descubrir el don del canto. Su primer escenario fue la parroquia Mariano de Jesús Euse y, desde entonces, compone canciones a Dios y la Virgen María.

Entre los ministerios nacionales e internacionales, el jurado eligió dos ganadores:

El primer lugar, a Shalom, “La Banda del Señor”, ministerio que surgió en el año 2020, en la parroquia San Francisco de Asís del municipio de Plato, Magdalena. Su misión es evangelizar con la Palabra de Dios mediante la música, con un ferviente deseo de avivar la fe, especialmente entre los jóvenes, para inspirarlos a seguir los pasos de Cristo.

En segundo lugar, al ministerio Unción, conformado por los presbíteros Alex, Ramiro y Mike, bajo la dirección musical del laico Henry de la Cruz, quienes iniciaron su servicio animando el canto litúrgico en la Catedral Sagrado Corazón de Jesús de la Diócesis de Pasto, y, al tener buena acogida, ampliaron esta misión en algunas parroquias rurales y urbanas de esa Iglesia particular, buscando, especialmente, despertar inquietud vocacional.  

Adicional a estos ganadores, el jurado decidió otorgar un premio especial a un ministerio que catalogaron como “fuera de concurso”. Se trata de Misión Caná, conformado por los hermanos Matías, Jerónimo y Rosario Noppe Moreno, niños que se ganaron el corazón, los aplausos y las sonrisas de los asistentes, por la fuerza y la madurez de su presentación.

Un momento sublime de humilde adoración

El ministerio musical Dos y Él,  conformado por Eve y Naty, dos mujeres que decidieron organizar su tiempo entre su hogar y la alabanza al Señor a través de la música, además de ser jurado de este certamen, presentaron al público algunas de sus canciones, acompañando un momento sublime de la jornada: la adoración a Jesús Sacramentado.

‘Alabemos Fest 2023’ también tuvo como invitada a la artista internacional Celinés, procedente de Santo Domingo, República Dominicana, misionera católica de tiempo completo, que interpretó varias de sus canciones, motivando a la oración, a la alabanza y a la acción de gracias a Dios a través de sus letras que fueron coreadas por los asistentes.


Fuente: Oficina de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Barranquilla

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia