Todavía era muy joven cuando supo que estaba embarazada de su novio. Desde el primer momento él la apoyó y le dijo que juntos se harían cargo del niño y saldrían adelante. Sin embargo, Patricia Sandoval, asustada por su futuro y mal aconsejada por unas amigas, decidió abortar.