Dom. Nov 27th, 2022

El Papa Francisco aceptó este martes la renuncia de Mons. Johannes Bündgens, un obispo alemán que fue condenado por malversar dinero de una mujer que padecía demencia.

Un tribunal alemán encontró que Mons. Bündgens, Obispo Auxiliar de Aachen, en Colonia (Alemania), era culpable de apropiación indebida de unos 128.000 dólares.

Mons. Bündgens fue condenado a nueve meses de cárcel suspendida y pagar una multa de unos 5.000 dólares.

“Es bueno para todas las partes que el Papa haya tomado una decisión rápida. Personalmente, lamento mucho que los últimos años hayan llevado a esto”, dijo el Obispo de Aachen, Mons. Helmut Dieser, en un comunicado publicado el martes 8 de noviembre. 

Mons. Bündgens había apelado inicialmente un veredicto de julio, pero luego retiró su apelación.

Así, la sentencia pasó a ser oficialmente vinculante en octubre. En ese momento, la Diócesis de Aachen anunció que el obispo auxiliar ofrecería su renuncia al Papa Francisco. 

Mons. Bündgens, nacido en 1956, fue ordenado sacerdote en 1980 y se convirtió en Obispo Auxiliar en Aachen en 2006. 

Cuando las autoridades locales anunciaron a fines de 2019 que estaban investigando a Bündgens, ya no desempeñaba ninguna función episcopal.

Se descubrió que el obispo alemán transfirió unos 128.000 euros (o 128.000 dólares) de una mujer con demencia a su propia cuenta bancaria después de que ella le dio un poder notarial. Sin embargo, debido a su enfermedad, posiblemente ya no era legalmente competente en ese momento. 

Mons. Bündgens había explicado que le había otorgado a la mujer ahora fallecida un derecho de residencia de por vida en una propiedad que había comprado en Aachen a cambio del dinero.

El prelado finalmente devolvió la suma total a la familia.


Fuente: Aciprensa