Jue. Dic 1st, 2022

La artista Paula Sáenz Soto regaló al Papa Francisco un libro sobre la Virgen de los Ángeles, Patrona de Costa Rica y una especial figura de un borrico. La Conferencia Episcopal de Costa Rica señaló en Facebook que la artista costarricense le entregó al Papa Francisco “una copia de su libro sobre el desarrollo del mosaico de la Virgen de los Ángeles”.

Además, se puede observar en las fotos que Sáenz también le regaló una pequeña figura de un burro de color gris. Según indicó Eco Católico, medio oficial de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, la artista viajó al Vaticano con 23 de sus obras más reconocidas, para representar a su país en la celebración de los 201 años de la independencia de los países de Centroamérica.

El mosaico fue entronizado en 2021 en los Jardines Vaticanos, junto a otras imágenes de advocaciones de la Virgen María del mundo.

La pieza conserva algunas características de la imagen original hallada hace más de 380 años en Cartago. La imagen original, llamada de cariño «La Negrita», es una figura pequeña de color negro hecha de grafito, jade y roca volcánica, que está en la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles. Sáenz dijo al periódico Eco Católico que llevó una «reproducción especial» y «única» de su mosaico de la Virgen de los Ángeles.

Además, dijo que expuso otras imágenes de San Maximiliano Kolbe, la Virgen del Silencio, San Chárbel, el Nazareno, la Virgen de la Candelaria, Santa Teresita del Niño Jesús, la Cruz de la Sangre de Cristo y “la carreta típica costarricense, que tiene incluido arte sacro en ella”. Sáenz destacó que también llevó una figura de un “burrito” y dijo “que tiene todo un significado hermoso basado en las enseñanzas de San Josemaría Escrivá acerca de la teología del borrico”. San José María Escrivá, fundador del Opus Dei, propuso la teología del borrico para alentar a los fieles a aspirar a alcanzar “las virtudes del borrico”, indicó el Opus Dei en su sitio web.

“¡Ojalá adquieras las virtudes del borrico!: humilde, duro para el trabajo y perseverante, ¡tozudo!, fiel, segurísimo en su paso, fuerte y —si tiene buen amo— agradecido y obediente”, dijo el santo.


Fuente: Aciprensa

Redacción: Natalia Monroy