Tres presbíteros de la arquidiócesis de Bogotá que cumplieron la edad para convertirse en eméritos. Recordemos que a los 75 años los obispos y sacerdotes deben ponerse a disposición del Papa, en el caso de los obispos; y del obispo, en el caso de los presbíteros. A juicio de estas autoridades se puede prolongar el tiempo de servicio y la permanencia al frente de una diócesis o de una parroquia.

 

 

Los tres sacerdotes eméritos son: 

 

1 Monseñor Carlos Leal quien deja el ministerio por edad, fue ordenado el 2 de febrero de 1974 por monseñor Jesús Jaramillo. Actualmente, se encuentra como párroco en San Antonio de Padua. 

 

2. El padre Gabriel Pérez Pérez que también deja el ministerio por edad, fue ordenado el 10 de noviembre de 1973 por el entonces cardenal Aníbal Muñoz Duque. Actualmente se encontraba como párroco en San Vicente de Paúl. 

 

3. El padre Adriano Tarrarán quien vuelve a Italia y deja su cargo en la Pastoral de la Salud de la arquidiócesis de Bogotá. El padre Adriano nació en Treviso (Italia) el 31 de octubre de 1938, posteriormente, en 1964 fue ordenado sacerdote por monseñor Bordignón para la Orden Ministros de los Enfermos (Religiosos Camilos) y en1967 se ofrece como misionero para Colombia.  En 1981 la Orden Ministros de los Enfermos (Religiosos Camilos), crea el Centro Camiliano de Humanización y Pastoral de la Salud y el padre Tarrarán asume como su director, cargo en el cual se encuentra actualmente. 

 

 

 

Fuente: Arquidiócesis de Bogotá
Fuente 2: El catolicismo