Todos unidos en oración con la transmisión de la pasión del Señor, en vivo desde vaticano.