Ha insistido monseñor Édgar de Jesús García Gil, obispo de Palmira y presidente de la Comisión Episcopal de Matrimonio y Familia de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), al referirse a los desafíos que afronta la estructura familiar en el contexto actual, marcado por el influjo de las tecnologías y la relativización de los valores.

Ante esta realidad, el prelado afirmó que es urgente que la Iglesia, a través de la Pastoral de Matrimonio y Familia, ofrezca respuestas oportunas de acompañamiento a las familias a lo largo de su itinerario (noviazgo, primeros años de vida matrimonial, llegada de los hijos, madurez en la pareja y partida de los hijos, etc.).

Foto: Conferencia Episcopal

Bajo esta perspectiva, se busca que la pastoral vaya más allá de atender el sacramento del matrimonio; planteándose un plan de formación integral para los agentes que acompañan la pastoral.

“Nosotros queremos decir que ahora la pastoral matrimonial y de familia se encarga de hacer un acompañamiento a lo largo del itinerario del amor y comienza con los niños, con los jóvenes, los adolescentes, los novios, el día del matrimonio, en su aniversario, cuando nacen sus hijos, cuando tienen alguna circunstancia especial; es decir, un acompañamiento permanente”, explicó el prelado.

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia