Mié. Feb 1st, 2023

Durante el XV Encuentro de la Red de Universidades Católicas de Colombia (RUCC), celebrado en Bogotá, monseñor Luis Fernando Rodríguez Velásquez, arzobispo coadjutor de Cali y presidente de la Comisión Episcopal de Educación y Cultura, dijo que este fue un espacio que permitió visibilizar, gracias al análisis hecho por especialistas y a la propia experiencia de cada universidad, las grandes transformaciones globales que en materia educativa se están dando a nivel mundial, hecho que genera preocupación, pero también grandes desafíos.
 

La RUCC, se han propuesto desde sus rectores establecer más los vínculos comunicativos y generar los espacios de diálogo ad-intra en sus mismas comunidades educativas y ad-extra, de manera especial con el Gobierno Nacional y los entes que tienen a su haber el acompañamiento, el cuidado y el estímulo de las instituciones de educación superior”.
 

El prelado observó que en medio de este mundo cambiante y lleno de transformaciones de toda índole, las universidades católicas no pueden perder su identidad, por lo que sugirió dos grandes desafíos a seguir: primero, consolidar su misión e identidad evangelizadora, es decir, cómo hacer posible que esa identidad logré transformar el pensamiento, las acciones y las actitudes y comportamientos de los estudiantes, en su entorno laboral y familiar; segundo, buscar dar respuesta a las transformaciones sociales, antropológicas, económicas y políticas que en Colombia y en el mundo entero se están haciendo presentes. 
 

Todos conocemos como en Colombia en el campo económico hay incertidumbre, hay crecimiento de la inflación, dólar altísimo, para el próximo año hay también incertidumbres, entonces conjuntamente como red de universidades católicas debemos unirnos para dar respuestas conjuntas a estos problemas y ser muy creativos para que esos problemas no nos dominen, sino que nosotros podamos salir adelante de ellos, ante toda crisis una oportunidad”.
 

Así también, Fray Ernesto Londoño Orozco, rector general de la Universidad de San Buenaventura y presidente de la RUCC, resaltó la importancia de estos encuentros y dijo que había sido un escenario para analizar el papel de la educación en los entornos universitarios. “Este espacio nos sirvió para centrarnos en el porvenir de la educación superior, en los grandes retos del mundo actual, pero también en ese gran compromiso de defensa por la vida, estamos trabajando en la RUCC a través de 5 nodos en todo el país, por los cuales estamos buscando verdaderamente que podamos afianzar la presencia católica en esa apertura de diálogo ciencia-fe, ciencia-razón, ciencia con la diversidad de la que se habla hoy y podamos construir un mundo mejor”.
 

Explicó además que son 25 universidades las que están adscritas a la RUCC y a ello se suman sus extensiones cerca de 45 universidades, “todas comprometidas con el desarrollo del país y en el caso de nuestra misión católica comprometidas con la paz y la defensa de la vida”.
 

Resaltó la tarea que han emprendido las universidades católicas para acercarse a las realidades del pueblo colombiano, de manera especial con los menos favorecidos, por ello se han inmerso en las comunidades para escucharlos y ayudarles en los procesos de desarrollo. “Estamos empeñados y esperamos que a través de nuestras acciones y nuestros compromisos, a veces desconocidos para muchos, podamos poner no solo un granito de arena, sino una gran roca que fundamente la paz en Colombia”.
 

Aseguró que a pesar de verse un futuro a veces sombrío tanto a nivel nacional como internacional, para la universidad católica las cualidades que la llevan a seguir adelante es la esperanza y la confianza a través de un compromiso de fe, “que es lo que nos identifica de esa apuesta por una ética profesional, por unos valores, que podamos construir a través de nuestros estudiantes, de nuestros profesores y a través de la inserción en nuestras comunidades un futuro mejor”.
 

Por su parte, Fray José Gabriel Mesa, rector general de la universidad Santo Tomás, al referirse a la existencia de la RUCC en Colombia, aseveró que a pesar de contar con tan solo 5 años de creada, esta instancia ha permitido crear una sinergia entre las 25 universidades adscritas, para el desarrollo de trabajos y mesas de diálogo enfocados para hacer que su misión sea cada vez más posible.
 

Un encuentro como estos nos ayuda a ampliar la visión, nos aporta muchos elementos, nos da también la posibilidad de intercambiar entre nosotros, de socializar muchas de las dificultades, de los desafíos, de los proyectos que estamos sacando adelante y además, está fortaleciendo también no solo nuestra red, sino al mismo tiempo nuestros proyectos colectivos en los cuales estamos caminando en las funciones sustantivas de la educación superior, pero también fortaleciendo la misión de la Iglesia Católica en Colombia”.
 

Para el religioso la universidad católica dentro de la línea de investigación debe estar enfocada en el campo humanista, pero también en el campo cristiano, por lo que señaló tres desafíos que debe interpelar a las universidades de corte católico.
 

Primero, la pertinencia de la educación puesta con un corte social al servicio de la gente más necesitada del país. “Si hay algo interesante de lo que puede hablar la Universidad Católica hoy en día es que estamos realmente comprometidos a nivel social con la gente necesitada, apoyando precisamente muchos procesos educativos en estratos 1, 2 y 3, buena parte de la población, sino de la mayoría de nuestras universidades proviene de esos estratos”.
 

Segundo, seguir trabajando en la ética, “las universidades católicas tenemos una responsabilidad ética con la formación de nuestros estudiantes y estamos también interesadas y enfocadas en que esa ética sea un sello de garantía de quien egresa de una Universidad Católica, ahí hay un asunto absolutamente fundamental”.
 

Tercero, el lugar de lo católico, “Lo católico por sí mismo tiene un valor fundamental en una Universidad Católica. Nosotros somos universidades confesionales, eso no significa que estemos todo el día rezando el Rosario, sino que hay una estructura que nos hace ser instituciones católicas, que mueve también a un pensamiento humanista, a un pensamiento cristiano, que tiene también unos valores y tiene unos paradigmas en líneas de producción de nuevo conocimiento”.
 

El encuentro que se realizó los días 25 y 26 de octubre, contó dentro de la agenda con temas de interés como: Conversatorio “Dinámica y desafíos actuales de la educación superior en Colombia; la conferencia: “Futuro de la educación superior católica frente a los desafíos actuales de América Latina”; el panel: “Cultura por la vida y la Paz; el taller: “La RUCC actor en los escenarios de paz, desarrollo sostenible y defensa de la vida”; presentación del proyecto especial. “Gira Académica: Francisco y las universidades católicas en Colombia», entre otros temas.
 

El encuentro contó con la asistenta de especialistas internacionales, como fueron: el Dr. Andrés Bernasconi, profesor de la Universidad Católica de Chile y presidente de la Comisión Nacional de Acreditación de Chile; el Dr. Fernando Sánchez Campos, rector de la Universidad Católica de Costa Rica; y el Ingeniero Rodolfo Gallo Cornejo, rector de la Universidad Católica de Salta y presidente de la Organización de Universidades Católicas de América Latina y el Caribe ODUCAL.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia