Mar. Nov 29th, 2022

En los últimos meses en Chile, se han tomado banderas radicales en cuestiones politicas y morales, pues hace poco, el 04 de mayo para ser exactos, la convencion Constitucional chilena, aprovo el último inciso sobre el artículo que trata sobre “Derechos sexuales reproductivos”, en el cual se incluye el aborto, nombrandolo como principio constitucional. Por el momento no se ha especificado límites de tiempo de gestación para “interrumpir el embarazo”

 

Así mismo, también se probó que “El Estado reconoce y garantiza el derecho de las personas a beneficiarse del progreso científico para ejercer de manera libre, autónoma y no discriminatoria, sus derechos sexuales y reproductivos. La ley regulará el ejercicio de estos derechos”

 

Esto significa que serán los gobernantes del momento quienes decidan la semana límite en la que puedan morir los nonatos. En Chile, han tomado cada vez más espacio y fuerza los movimientos feministas y de género, siendo muy común observar marchas feministas donde los participantes portan sus pañuelos morados (en representación del feminismo) y verdes (en defensa del aborto).

 

En el año 2017, el gobierno de Bachelet había aprobado el aborto en 3 situaciones específicas:  riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y embarazo producto de una violación. Sin embargo, esta medida no bastó para los movimientos de género y feministas, quienes salieron a las calles a protestar, exigiendo el «aborto legal, seguro y gratuito.

 

 

Fuente: Infocatólica
Redacción: Natalia Monroy