Las Hermanas Franciscanas de la Familia de María en Varsovia, Polonia, encontraron el lunes por la mañana a un bebé recién nacido colocado en su caja «“Window of Life”» en la pared de su convento. La caja se creó para permitir que los padres coloquen allí a un bebé de forma anónima si no pueden cuidarlo.

 

Las monjas llamaron a la niña Zuzia, contactaron a la policía y llamaron a una ambulancia. La arquidiócesis de Varsovia declaró que junto a la niña había una nota que decía que nació el 24 de agosto a las 3 a.m. Los médicos de la sala de emergencias dijeron que la bebé estaba sana.

 

 

18 bebes han llegado a esta «Windows Life» desde que fue instalada en la pared del convento hace 12 años.

 

 

Fuente: Aleteia

 

 

Nota enviada por Teresita González a webmaster