Mar. Oct 4th, 2022

La Corte Suprema de Justicia de Reino Unido y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminaron desconectar la alimentación e hidratación que mantiene con vida a un católico polaco identificado como RS, a pesar de las pruebas de mejoría y sus convicciones católicas.

 

RS fue trasladado de urgencia al hospital Derriford en Plymouth, Reino Unido, en noviembre del año pasado después de sufrir un ataque cardíaco que lo dejó, según los médicos, con “daño cerebral severo e irreversible”. Desde entonces, ha sido mantenido con vida a través de una alimentación por goteo.

 

A finales de diciembre, la esposa y los hijos firmaron el consentimiento para la desconexión y el retiro de la alimentación e hidratación del paciente polaco. Por su parte, la Corte de Protección de Reino Unido dio permiso al Fideicomiso del Servicio Nacional de Salud de los Hospitales Universitarios de Plymouth, para retirar la hidratación y la nutrición artificiales que lo mantienen con vida.

 

Sin embargo, la madre y hermana se opusieron a la desconexión y afirmaron que RS es un católico practicante “estaba en contra del aborto y la eutanasia y no le gustaría morir de esa manera”, señaló el diario The First News –TFN-.

 

El soporte vital ya había sido desconectado dos veces a RS. La primera vez por dos días y la otra por cinco días, pero se le volvió a conectar ante los reclamos de la madre y la hermana en Polonia, señaló el diario TFN.

 

La Corte de Protección de Reino Unido tomó la decisión pese a que anteriormente aceptó las afirmaciones de los médicos que indicaban que RS podría vivir cinco años, aunque tal vez no superase “un estado de conciencia mínima” en el que apenas podría “reconocer la presencia de otro ser humano”.

 

Sin embargo, según el juez no era lo mejor para el polaco ser mantenido con vida “en un estado que no le proporciona la capacidad de obtener ningún placer y que es tan molesto para su esposa e hijos”.

 

La desconexión se iba a realizar el 7 de enero de 2021, alegando que “no es lo mejor para él que se le administre un tratamiento de soporte vital”; sin embargo, la madre y hermana apelaron a la Corte Suprema de Justicia y presentaron pruebas de que la condición de salud de RS había mejorado: presentaron videos grabados en un teléfono móvil que muestran al paciente en su habitación de hospital con el rostro dolido, parpadeando y con lágrimas en los ojos.

 

 

 

Fuente: Aciprensa
Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster