Como consecuencia de las afecciones provocadas por el COVID-19, ayer falleció Monseñor Juan del Río Martín, Arzobispo Castrense de España y presidente de la Comisión Episcopal para las Comunicaciones Sociales, quien fue ingresado en el Hospital el pasado jueves y, desde entonces, su estado se agravó hasta que se produjo su deceso.

 

Los capellanes castrenses, los equipos de gobierno del Arzobispado y del Seminario “San juan Pablo II”, los seminaristas y el personal de la Curia se unieron a la familia en estos momentos de dolor y elevaron sus oraciones por el eterno descanso de quien fue su pastor.

 

En diciembre pasado, el Arzobispo Juan del Río Martín presentó su libro “Reflexiones en twitter 2.0” en el cual hizo una recopilación de los 280 mensajes que había publicado diariamente en la red social, en los cuales trató temas de: actualidad, pastorales, institucionales o de pensamiento. También contiene mensajes dedicados a la pandemia del COVID-19 y a sus consecuencias.

 

En la introducción del libro el Arzobispo escribió: “El libro de bolsillo “Reflexiones en twitter 2.0” se adapta en su segunda versión a los tiempos calamitosos que hemos estado viviendo. Las redes sociales, se han convertido durante el confinamiento y la gradual desescalada, en el medio privilegiado para informarnos, comunicarnos

 

 

con nuestros amigos y familiares, ver conciertos online, realizar entrenamientos en directo, mantener reuniones de trabajo, asistir a misas en streaming y predicaciones online…” el prelado explica que “estos tweets que compartimos con vosotros quieren facilitar la información de sentimientos, emociones, valores, pensamientos sobre la vida y la muerte, comentarios sociales y culturales del momento, …”

 

En un mensaje del libro se lee: “Di mucho en pocas palabras” (Eclo 32,8). El cristianismo es la religión de la comunicación. Su mensaje se resume en una persona, en un nombre: Jesucristo. Podríamos decir que tenemos un tweet originario: “En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios…. Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn 1.1.14).

 

Respecto a la pandemia escribió el tweet 194: #LunesSanto: María, la hermana de Lázaro, unge con perfume y lágrimas los pies de #Jesús (Jn 12.1-11). Ahora los Cristos doloridos del #COVID19, reciben el bálsamo de la entrega de tantas buenas personas que hay en hospitales y en otras instituciones. #SemanaSantaEnCasa

 

Uno de sus últimos tuits fue el 21 de enero que hablaba de la toma de posesión de Biden, pero hay uno en particular, que publicó el 19 de enero lleno de aliento para la humanidad que sufre esta pandemia:

 

“En estos tiempos recios, es más necesario que nunca: la alegría, el humor y la sonrisa cotidiana; porque si la #pandemia alcanza el alma, esta languidece y se pierde la #esperanza. Por favor, no olvides el refrán: “Al mal tiempo buena cara”.

 

 

 
Fuente: Vatican News
Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster