Mons. Luis Argüello, secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y Obispo auxiliar de Valladolid (España) animó a los Obispos de todas las diócesis de España a “dar un paso adelante en generosidad”.

 

Por eso anunció que desde la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española se ha sugerido “a los Obispos de toda España” que cada cual vea en su diócesis la manera de proponer a los sacerdotes “donar una parte de nuestro sueldo o una aportación fija durante un tiempo y de ahí invitar a la comunidad cristiana a que se sumen a esta iniciativa”.

 

En ese sentido también animó a sumarse a la Campaña de Cáritas “Cada Gesto importa” para ofrecer nuestra ayuda económica a los más pobres.

 

También recordó las iniciativas lanzadas por otros organismos como la Campaña de Obras Misionales Pontificias (OMP) para una solidaridad con otros países y la posibilidad de marcar las dos X en la Declaración de la Renta para “ayudar el doble y doblar la solidaridad” o utilizar la página www.donoamiiglesia.es, con la que se ayuda directamente a las parroquias y a las diócesis.

 

Libertad de culto

En relación a los actos de libertad de culto de los fieles Mons. Argüello subrayó que desde la CEE “hemos llamado a quedarse en casa. Los templos en muchos lugares han estado cerrados, pero la Iglesia se ha mantenido abierta. Una cuestión es el templo y otra la vida de la Iglesia. Que se ha mantenido a través de una creatividad pastoral extraordinaria”.

 

“El artículo 11 del Real Decreto del Estado de alarma reconoce esta situación y el artículo 7, no decía explícitamente nada sobre las salidas para el culto, que son los artículos que están regulando estas cuestiones”, afirmó. Además, subrayó que “ni siquiera en el estado de excepción puede suprimirse la libertad de culto”.

 

En relación a la intervención en algunas parroquias de la policía interrumpiendo el culto, Mons. Argüello señaló que “es desmedida, no respeta ni el 11 del Estado de alarma ni el artículo 16 de la Constitución Española”.

 

En relación a la desescalada en el confinamiento en lo que se refiere al culto religioso “sobre todo para la progresiva salida, queremos clarificar la situación del culto con el gobierno. La presencia y celebración de la fe tiene mucha importancia para los cristianos. Por eso, siguiendo todas las recomendaciones, deseamos que el culto vuelva a la sociedad. Es muy importante que la Eucaristía pueda celebrarse con pueblo, progresivamente”.

 

Por eso reiteró que su deseo es poder conversar con las autoridades para poder hacerlo “sin dar pie a situaciones problemáticas o intervenciones de la policía, a conflictos en la interpretación del artículo 7 y 11”.

 

Fuente: Aciprensa