Jue. Dic 1st, 2022

Monseñor Juan Carlos Barreto, obispo de Quibdó; monseñor Mario de Jesús Álvarez​, obispo de Istimina – Tadó, y monseñor Hugo Alberto Torres, obispo de Apartadó, están realizando durante esta semana un acompañamiento de escucha a las comunidades del Río Baudó, que son víctimas de la disputa territorial entre el ELN y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

 

De igual manera, los obispos le hacen un llamado a los grupos al margen de la ley para que paren esta ola de violencia y miren el sufrimiento causado a las comunidades.

 

Este fue el llamado que hicieron los obispos

https://www.youtube.com/watch?v=9CHs92ukrV8&feature=youtu.be

Por su parte, monseñor Juan Carlos Barreto, agregó que algunos factores que siguen aterrorizando a las comunidades de estos territorios chocoanos son: “asesinatos, minas antipersonales, reclutamiento de menores, desplazamiento, confinamiento, amenaza a líderes y comunidades”.

 

Los obispos, además de acompañar a las comunidades, visibilizan esta situación ante el Estado colombiano y la Comunidad Internacional.

 

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia
 
 

 

Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster