Vie. Oct 7th, 2022

En entrevista con informativo Nuevo Siglo de la Arqudiócesis de Bogotá, monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y primado de Colombiaasegura que la pandemia sirvió para poner en evidencia la fragilidad humana y que en esta Semana Santa se debe volver a la reconciliación. En cuanto a la parte política, hizo un llamado a los candidatos para que sean más propositivos durante la campaña y dejar de buscar los defectos de los otros. Enfatizó que el próximo gobernante debe ser más cercano a las regiones y con el vecino país de Venezuela. 

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Cuál es el mensaje desde la Arquidiócesis en esta Semana Santa? 

MONSEÑOR LUIS JOSÉ RUEDA: El mensaje para Semana Santa es el mensaje de Jesús de Nazaret, y el mensaje central es el amor que se vuelve paz, que se vuelve reconciliación, que se vuelve fraternidad, que se vuelve capacidad de servicio. En el tiempo de Semana Santa la oración, la palabra de Dios, el encuentro con los hermanos renueva nuestra vida.   

 

ENS: ¿Cuál fue la gran enseñanza que nos dejó la pandemia?

MLJR: La pandemia nos puso en evidencia sobre la fragilidad humana, sobre la necesidad que tenemos de ayudarnos unos a otros. El papa Francisco usó una imagen bellísima: “vamos en la misma barca, nos necesitamos, no tenemos la respuesta a todos los interrogantes y necesitamos acompañarnos, nadie se salva solo, nos salvamos unos a otros”.

 

ENS: ¿Qué mensaje les envía a las personas que han perdido un ser querido durante la pandemia?

MLJR: Las personas que han perdido sus seres queridos están llamadas a vivir un periodo de encuentro con el sentido de la vida y con el sentido de la eternidad. Cuando un ser querido deja un vacío en la familia, en el corazón, en la sociedad. Nosotros estamos llamados a contemplar a Cristo Jesús que muere y resucita, si no hubiera resucitado no tendríamos esperanza, pero la resurrección renueva la esperanza del reencuentro con todos aquellos seres queridos que ya partieron.

 

Campaña electoral

ENS: ¿Desde la Arquidiócesis cómo se percibe la campaña electoral hacia la Presidencia?

MLJR: Toda campaña electoral nos pone a nosotros en una tarea de buscar el bien común, pero la campaña electoral que estamos viviendo muchas veces se convierte en una fatigosa lucha entre candidatos, en la que el uno busca poner en evidencia nacional los defectos del otro. Deberíamos dar un paso a las propuestas, a ser más propositivos, a ser más analíticos y a buscar mejor el bien de todos los colombianos.

 

ENS: ¿Cuáles son las prioridades que debe asumir el próximo gobierno?

MLJR: El próximo gobierno debe asumir prioridades muy grandes. Primero atender las regiones. Segundo, valorar la vida en todas las etapas desde la concepción hasta la muerte natural. Tercero, abordar el tema del narcotráfico de una manera seria y global para poder responder a este flagelo que nos hunde a los colombianos en la violencia. Cuarto, constituir una posibilidad de cultura del diálogo, de escucharnos a otros; un gobierno más cercano a las regiones, a los jóvenes, a las familias, a los estudiantes, al tema de salud. Una reforma a la justicia de tal modo que todos seamos responsables de una nueva Colombia. Pero además es la oportunidad para que nos relacionemos como latinoamericanos y juntos podamos encontrar soluciones que solos no podemos. 

 

ENS: ¿De qué manera podemos enfrentar la polarización que actualmente divide al país?

MLJR: La polarización nos preocupa a todos los colombianos porque eso nos hace dividirnos incluso dentro de las mismas familias. Debemos dar el paso de la rivalidad al encuentro de las diversidades para que nos complementemos unos a otros y no nos eliminemos ni mental, ni social ni humanamente.  

 

ENS: ¿Cuál es el gran mensaje que nos da el papa Francisco en esta época?

MLJR: El encuentro con el papa Francisco siempre nos llena de serenidad y sabiduría. Él conoce mucho a Colombia, conoce a América Latina y se interesa por todos los temas de la humanidad. Él nos da el ejemplo de la capacidad de escucha y de diálogo con todas las personas, porque el diálogo es el camino de la cultura del encuentro.Problemáticas del país

 

ENS: ¿Cómo reducir uno de los grandes problemas que tiene Colombia como es la corrupción?

MLJR: Nos hemos acostumbrado a la corrupción y a veces la vemos más bien afuera, pero no nos vemos hacia adentro. Jesús de Nazaret nos ha dicho: “Mire la viga que hay en el ojo propio y no mire la paja, la motita que hay en el ojo ajeno”; es necesario mirar ese flagelo de la corrupción desde adentro, desde cada uno de nosotros para generar una nueva ética ciudadana que nos lleve a ser responsables unos de otros y a vivir la verdad, toda vez que nos ayuda a superar toda corrupción. 

 

ENS: ¿Cómo alcanzar la paz duradera en el país?

MLJR: Nos cansamos de luchar por la reconciliación. A pesar de los signos de violencia y de muerte, estamos llamados a ser hombres y mujeres que por la fe que tenemos en Cristo o por la capacidad racional que tenemos, buscamos siempre la solución de los conflictos por vía dialogada y no por vía armada. 

 

ENS: ¿Cómo aumentar la seguridad en nuestras ciudades y campos?

MLJR: La seguridad no solo depende de la Policía, el Ejército y de las autoridades del Estado en las regiones o en las ciudades; depende de la capacidad que tengamos unos y otros de respetarnos, de crear una cultura y una ética ciudadana que nos lleve a ser responsables unos de otros y a defender la vida no solamente propia, sino de los demás, de los vecinos, ser buenos ciudadanos y seres humanos. 

 

ENS: ¿Qué se puede hacer para alcanzar una mejor relación con Venezuela?

MLJR: Las relaciones con todos los pueblos son indispensables; la historia nos juzgará cuando nosotros nos encerramos o cuando rechazamos la relación con otras naciones. Con Venezuela hemos compartido historia y una gran frontera. El futuro de Venezuela y el de Colombia debe ser trabajado fraternalmente y con todo el conjunto de América Latina. 

 

Fuente: Arquidiócesis de Bogotá Fuente 2:Nuevo Siglo