Dom. Dic 4th, 2022

José Alberto Arciniegas, director del Banco Arquidiocesano de Alimentos de esta jurisdicción eclesiástica, advierte con preocupación que la crisis actual que afrontan hoy las personas por cuenta de la pandemia ha hecho que las donaciones bajen y parte de las estanterías del banco se encuentren vacías. Esto hace que las familias de los diferentes sectores de la ciudad de Ibagué, no tengan el acceso a los mercados o productos adicionales que desde allí se ofrecen.

 

Un llamado a la solidaridad


Frente a esta compleja realidad, el directivo extiende una invitación urgente a los empresarios, industriales, comerciantes, campesinos y a la comunidad en general, para que con poco se ayude a quienes más lo necesiten. Asegura que estos auxilios harán posible que las familias no sigan sufriendo la inseguridad alimentaria y se muevan en un ambiente de condiciones justas.

 

Por tanto, necesitamos redoblar esfuerzos para que las donaciones aumenten en productos básicos de canasta familiar como: arroz, granos, aceite, sal, azúcar, fruver, entre otros”.

 

Observa que hoy en Colombia se desperdician cerca de 9.7 millones de toneladas de alimentos al año y en Ibagué cerca de 100 mil personas, escasamente, están consumiendo solo dos comidas al día, esto con el agravante de estar en altos grados de desnutrición.

 

Estas alarmantes cifras, explica el funcionario, hacen que los 21 Bancos de Alimentos extendidos en el territorio nacional trabajen día a día en la búsqueda de estrategias que permitan que estos alimentos no se pierdan y terminen finalmente en los recipientes de la basura.

 

Lo que buscamos es tratar para que esta comida no se desperdicie, no se vote, sino que se haga llegar a la comunidad más necesitada y vulnerable; esto lo logramos realizar a través de organizaciones sociales que, con gran compromiso, se unen a nuestra tarea para hacer llegar estos alimentos”.

 

Programa de alimentos


El programa de alimentos del banco presenta un conjunto de productos básicos alimenticios y en ocasiones no alimenticios, que buscan cubrir los requerimientos nutricionales de aporte de proteínas y calorías al cuerpo humano, diseñando así una canasta básica familiar al menor costo posible.

 

Así, esta propuesta se desarrolla a través de diferentes raciones alimenticias, programas como desayunos saludables, programa nutricional a base de soya, atención a familia, entre otros.

 

Cómo unirse a este llamado de solidaridad


La institución hace una invitación para que los interesados en apoyar esta gran obra de la Iglesia, lo hagan realizando sus donativos a nombre del Banco Arquidiocesano de Alimentos de Ibagué (Nit. 809.009.880), en la cuenta de ahorros Bancolombia No. 80705818807 o, si desean donar en línea, podrán ingresar directamente al portal web Da clic en este enlace https://bancodealimentosibague.org/donaciones/

 

Los interesados en ampliar información de esta obra, podrán comunicarse a las líneas telefónicas (8) 2624927 – 316 4237289

 

Finalmente, el directivo recordó el llamado que hace el Papa Francisco al mundo para evitar el desperdicio de alimentos y trabajar por una mejor distribución de la comida: «Los alimentos que se tiran a la basura son alimentos que se roban de la mesa del pobre». 

 

 

 

 

Nota enviada en guion por las periodistas: Maira Celis y Johaved Orozco 
Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia
Fuente 3: Arquidiócesis de Ibague