El Arzobispo Metropolitano de Accra (Ghana), Mons. John Bonaventure Kwofie, pidió a los fieles celebrar la Navidad pensando en cómo se puede ayudar a los más pobres y necesitados.

 

El Prelado hizo este llamado durante el foro “Conversaciones en la Catedral”, que reunió el 11 de diciembre a líderes seculares y religiosos para discutir temas de interés en Ghana.

 

El foro “Conversaciones en la Catedral” tiene como objetivo reunir a personas de diversos orígenes y credos para dialogar sobre temas de interés común, que crearán puentes entre todos los participantes.

 

“Celebremos esta Navidad pensando en lo que podemos hacer para ayudar a los abandonados, los marginados, los olvidados, los enfermos, los ancianos, los necesitados”, señaló Mons. Kwofie en el foro celebrado en la Catedral del Espíritu Santo, en la capital de Ghana.

 

“Recordemos compartir nuestra alegría con los pobres y los menos privilegiados”, comentó y pidió tener una actitud activa, para poner fin a todo lo que disminuye la dignidad del ser humano.

 

“Dios nos dio a Jesús como un regalo” y nosotros debemos hacer todo lo posible para “traer paz, confort y consuelo a los demás”, agregó.

 

Mons. Kwofie advirtió que los bienes terrenales deberían ser una bendición para los pobres y no una acumulación que cause la pobreza de otros.

 

El evento ecuménico congregó a líderes políticos y religiosos de otras denominaciones cristianas. Entre ellos, el supervisor general de la Iglesia Internacional Central del Evangelio, Mensah Otabil, quien señaló que la Navidad es un momento de maravilla, esperanza, gratitud y celebración.

 

Por su parte, el presidente del Consejo Nacional de Paz de Ghana, Emmanuel Asante, comentó que los cristianos tienen la responsabilidad de servir a Dios mientras anticipan la venida de Cristo a través de su nacimiento en Navidad.

 

Asante exhortó a los cristianos involucrados en la política a no comprometer su moral cristiana. Recordó que “la política debe hacerse con consideraciones religiosas” y que, como ciudadanos, los cristianos no están por encima de la ley.

 

“Los cristianos tienen el mandato de cooperar con las instituciones gubernamentales y ser ciudadanos responsables (que) que contribuyan con su cuota al desarrollo de la nación”, agregó.

 

Asante también señaló que la Iglesia “no puede permanecer al margen de los problemas socioeconómicos del país, sino que debe estar arraigada en las actividades del estado y la sociedad”.

 

El expresidente de Ghana, John Dramani Mahama, agradeció a Dios por guiar a los ciudadanos a través de este “año difícil” y rezó para que en Navidad los ghaneses renueven su fe.

 

Fuente: Aciprensa

Nota por Teresita González