El Arzobispado de Arequipa informó este lunes del fallecimiento del P. Víctor Alpaca Ramos, el tercer sacerdote del que se sabe ha muerto por coronavirus en Perú.

 

“Dios ha tenido a bien llamar a su presencia a nuestro querido P. Víctor Alpaca. Estoy convencido de que, especialmente durante los últimos años, lo fue preparando para este momento”, dijo Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, sobre el fallecido sacerdote.

 

Según informa el Arzobispado de Arequipa, el Prelado peruano destacó la humildad y paciencia en el sufrimiento con la que el P. Víctor Alpaca sobrellevó la enfermedad, además de recordar junto a quienes lo visitaron en este tiempo que no se separaba de su libro de la liturgia de las horas y del Rosario.

 

Antes de ingresar a la sección COVID del hospital, donde por disposiciones sanitarias ya nadie podía entrar, el P. Víctor Alpaca recibió la Unción de los Enfermos, el Viático y la Bendición Apostólica con indulgencia plenaria por parte del P. Marco Antonio Sandoval, capellán del Hospital Nacional Carlos Alberto Seguín Escobedo.

El entierro se realizó el domingo 19 de julio por la tarde, en el Parque de la Esperanza.

 

“Ofrezcamos la Misa por nuestro P. Víctor, para que el misterio pascual de Cristo que celebró en cada Misa, se realice plenamente ahora en él y el Señor lo conduzca a la plenitud de la vida en la resurrección”, dijo Mons. Del Río en un mensaje que compartió con el clero de la Arquidiócesis

 

“Pidamos también por su familia, para que el Espíritu Santo les consuele y fortalezca con la virtud de la esperanza”, agregó.

 

El P. Víctor Alpaca nació en Arequipa el 11 de enero de 1944. Tenía 76 años. Recibió su formación en el Pontificio Colegio Pío Latinoamericano, la Pontificia Universidad Gregoriana y la Pontificia Universidad Lateranense.

 

Fue ordenado sacerdote el 7 de septiembre de 1974, perteneció a la Arquidiócesis de Piura y fue incardinado en nuestra Arquidiócesis en 1986.

 

En la Arquidiócesis de Arequipa fue Canciller de la Curia y trabajó en varias parroquias como Santo Toribio de Mogrovejo y Nuestra Señora de los Dolores”.

 

Fuente: Aciprensa