Mar. Feb 7th, 2023

El Obispado de Talca, en Chile, confirmó a través de un comunicado la dimisión del estado clerical de Marlo Fernando Beltrán González, de 35 años, fue hallado culpable de delitos contra el sexto mandamiento con mayores, abuso de autoridad y faltas contra la santidad del sacramento de la Eucaristía.

 

En la información, el Obispado informó que en la sentencia de primera instancia el tribunal falló que el acusado es culpable de estos delitos por lo que le impuso la pena expiatoria perpetua de dimisión del estado clerical.

 

El inculpado manifestó que no apelaría la sentencia. Por esta razón, una vez transcurrido el plazo canónico, con fecha 18 de febrero el Administrador Apostólico firmó el decreto que establece el cumplimiento definitivo de esa sentencia”.

 

Por su parte, el Administrador Apostólico de Talca, Mons. Galo Fernández, expresó su solidaridad con quienes fueron víctimas directas de estos graves delitos y agradeció a quienes colaboraron en las distintas etapas del proceso. El compromiso con la verdad y la justicia involucra a toda la comunidad eclesial”.

 

Mientras el proceso penal estaba en su última etapa de desarrollo, el sacerdote solicitó en noviembre de 2019 la dispensa de su sacerdocio, lo que obligó a suspender el proceso en curso.

 

El exsacerdote ya había cumplido una condena por el delito de abusos a menores entre los años 2012 y 2015. Esta pena impuesta por la Congregación para la Doctrina de la Fe consistió en la privación de todo contacto con menores, acompañamiento sicológico y supervisión permanente y fijación de residencia.

 

“Los antecedentes de estos casos fueron puestos en conocimiento del Ministerio Público al iniciarse las investigaciones previas. Como Obispado, quedamos atentos a responder a los requerimientos de la justicia civil cada vez que sea necesario”, expresaron en el comunicado.

 

“Conscientes y avergonzados del dolor causado a hermanos nuestros, trabajamos como Iglesia para que hechos de esta naturaleza nunca más se repitan, favoreciendo una cultura del cuidado y la prevención de todo tipo de abuso”, concluyeron.

 

 
Fuente: Aciprensa
 

 

 
 
Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster