Así lo expresó monseñor José Miguel Gómez Rodríguez, obispo de Facatativá y presidente del Centro Pastoral para la Evangelización y la Fe de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), quien ha extendido en nombre de los obispos un saludo especial a los catequistas del país que celebran su día cada 21 de agosto.

 

Fuente del video: Conferencia Episcopal de Colombia

 

“Saludándolos a ustedes, queridos catequistas, también pienso que las palabras con las que se hablan de ustedes son importantísimas (…) Ustedes tienen una vocación verdadera, por su puesto la Iglesia discierne y envía, pero es una vocación que, como el Papa San Juan Pablo II decía, a veces se expresa durante un tiempo de la vida, pero que para muchos de ustedes es la vida, toda la vida de dedicación al servicio del Señor y de la Iglesia en un ministerio verdadero que es el de la catequesis”, afirmó el obispo.

 

El prelado expresó que la Iglesia ora constantemente por cada uno de los catequistas, estimulándolos y animándolos a ser verdaderos transmisores de la fe. Les recordó que en su misión pastoral quien debe brillar es el Señor Jesús y no la persona, así también les exhortó para que “en la catequesis el plato fuerte no sea el discurso sino la experiencia bien fundamentada en la Palabra Divina de Dios”.

 

Hizo la invitación para que en los próximos días se unan a las distintas actividades programadas desde la Conferencia Episcopal de Colombia y las jurisdicciones, para animar la semana del catequista que la Iglesia católica celebra del 16 al 23 de agosto.

 

Al impartir su bendición pidió que la Santísima Virgen, como primera catequista, que sea ella quien guíe el camino de cada uno de estos servidores del ministerio catequético.

 

La Iglesia católica celebra, cada 21 de agosto el Día del Catequista, en conmemoración del Papa Pío X. Este Papa, que fue canonizado, tuvo actuación preponderante a favor de la catequesis e hizo posible, entre otras cosas, impartir los sacramentos a los niños.

 

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia

 

 

Nota enviada por Teresita González a webmaster