Continuando con la apuesta a un pacto por la vida y la paz en la costa pacífica, el comité coordinador de la “Marcha por la Paz de Quibdó”, del cual hace parte la diócesis de esta ciudad, una jornada ciudadana que busca visibilizar y denunciar las graves situaciones de violencia e inseguridad que se viven en esta región del país. 

 

“Invitamos a la ciudadanía quibdoseña a participar en este acto ciudadano para expresar el rechazo a todas las violencias y proponer caminos de solución”, han señalado sus organizadores. 

 

La iniciativa, han explicado sus promotores, busca: “Convocar a la sociedad civil y a las autoridades a emprender un camino conjunto que permita recuperar la tranquilidad ciudadana y solucionar las causas estructurales que han favorecido los homicidios, las extorsiones, los hurtos y la permanente zozobra de la población”. 

 

 

Fuente del video: CNC Chocó

 

La marcha tendrá un recorrido que iniciará frente al parque Centenario y concluirá en el Malecón, a la vez que busca realizarse cumpliendo con los protocolos de bioseguridad exigidos por las autoridades de salud.  “Para poder asistir a esta jornada ciudadana, se observarán los cuidados necesarios de protección y aislamiento. No se permitirá la presencia de personas sin tapabocas y sin disposición a guardar el distanciamiento social”, aseguraron. 

 

Hacen parte del Comité coordinador de la marcha: La Ruta Pacífica de Mujeres, Mesa de Juventud del Comité Cívico, Colectivo Social Habla Quibdó y la diócesis de Quibdó. 

 

Según las últimas cifras ofrecidas por la Policía Nacional, en lo que va corrido del 2020 en la capital de Chocó, han sido asesinadas 118 personas. 

 

Actualmente, Quibdó tiene uno de los niveles de muertes violentas más altos y, tristemente, sigue en incremento. Las siguientes son las cifras presentadas por Medicina Legal y la Policía Nacional. 

 

Homicidios en Quibdó 

2012: 127 

2013: 108 

2014: 82 

2015: 80 

2016: 124 

2017: 98 

2018: 75 (dato de Medicina Legal), 98 (dato de Policía). 

2019: 93 

2020: 118 (dato de la Policía)

 

 

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia
 

 

 

 

 
 
Nota enviada por Teresita González a webmaster