El arzobispo de Barranquilla, Monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz manifestó que “La Arquidiócesis de Barranquilla ha querido unirse a la reconstrucción del templo de Nuestra Señora de Fátima, ubicado en la isla de Santa Catalina, que fue prácticamente destruido al paso del huracán Iota”

 

Asimismo, el Arzobispo Salas agradeció la generosidad de los atlanticenses e informó a los fieles católicos que desde el inició de la campaña que promovió esta Iglesia particular en el mes de noviembre, se han recaudado a través de la Pastoral Social la suma de 46 millones de pesos, dinero que está siendo invertido para apoyar a las familias afectadas por la ola invernal en el país y de manera particular en las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

 

 “Yo le he dicho al señor obispo de San Andrés, monseñor Jaime Uriel Sanabria Arias, que la Arquidiócesis de Barranquilla con sus católicos, con sus habitantes de buena voluntad, sacaremos adelante esta iglesia, para que los católicos de esta isla puedan volver a vivir el culto y puedan seguir viviendo su vida de fe”, manifestó el arzobispo. 

Monseñor Salas animó a todos los atlanticenses que aún no han hecho sus donaciones para que lo hagan en las cuentas que la arquidiócesis ha destinado para este fin y, así, se pueda contribuir de manera total en la reconstrucción de este templo.

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia
 

 

Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster