Vie. Oct 7th, 2022

Después de la toma pacífica que el “Movimiento de Viviendistas Sin Techo’ hizo de la curia de Cali, la Arquidiócesis de esta ciudad emitió el siguiente comunicado:

RESPECTO A LA OCUPACIÓN PACÍFICA DE LA CURIA 

ARQUIDIOCESANA POR PARTE DEL ‘MOVIMIENTO DE VIVIENDISTAS SIN TECHO’

 

La Arquidiócesis de Cali informa que el día martes 24 de noviembre, aproximadamente a las 8:20 a.m., se llevó a cabo la ocupación pacífica de la Curia Arquidiocesana por miembros del ‘Movimiento de Viviendistas Sin Techo’, representando las comunidades de Santa Elena, Los Chorros y el Distrito de Aguablanca, quienes manifiestan la necesidad de la presencia de la Iglesia como facilitadora para entablar diálogos con la Alcaldía Municipal de Santiago de Cali y así encontrar soluciones conjuntas a las problemáticas que afrontan.

 

El Vicario General de la Arquidiócesis de Cali, Pbro. Wiston Mosquera Moreno, el Vicario Episcopal para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, Pbro. Dagoberto Cárdenas Artunduaga, el Secretario Privado del Arzobispo, Pbro. Diego Fernando Guzmán, el Delegado Arzobispal para Comunicaciones, Pbro. José Over Gallego Londoño y el Director del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali, Rubén Darío Gómez, escucharon a los voceros de los manifestantes, quienes expresaron sus inconformidades con la ejecución de proyectos de vivienda

social, seguridad alimentaria y el Sistema de Selección de Beneficiarios para Programas Sociales (SISBÉN) en sus comunidades, entre otras.

 

De igual manera, los ocupantes exigieron el cese al desalojo forzoso de la

comunidad de Altos de Santa Elena, además, de la instalación de una mesa de diálogo conformada por el Alcalde de Santiago de Cali, el Arzobispo de Cali, las diversas Secretarías responsables, el Representante Seccional del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, los abogados del 21N y miembros del ‘Movimiento de Viviendistas Sin Techo’.

 

Esto con el fin de que se tramiten sus exigencias, las cuales han construido comunitariamente para resolver la problemática de vivienda y seguridad integral que afecta su población.

 

La Arquidiócesis de Cali, aceptando su papel como facilitador, invita a la Alcaldía Municipal de Santiago de Cali a ser partícipe en el establecimiento de vías de diálogo que permitan llegar a acuerdos de solución pacífica a los requerimientos de los manifestantes y así, cesar la ocupación de la Curia Arquidiocesana.

 

Arquidiócesis de Cali

Santiago de Cali, 24 de noviembre de 2020

 

 

Nota basada en información de Conferencia Episcopal de Colombia
 

 

 

 

 
Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster