Lun. Ago 8th, 2022

“Sonidos de la tierra” es el proyecto comunitario más importante, y mejor elaborado en la historia de Paraguay, en lo que se refiere a cultura musical comunitaria. Fue creado por Luis Szarán, que es un destacado músico paraguayo, director de orquesta, compositor e investigador musical. El proyecto ya tiene varios años y el impacto que sigue causando es enorme.

 

Ha estrenado obras propias en numerosos festivales internacionales y ha obtenido el Premio Nacional de Música otorgado por primera vez en Paraguay por el Parlamento Nacional en el año 1997. Esta obra en particular está dirigida a niños y jóvenes que, a través de la formación de escuelas de música, agrupaciones musicales y asociaciones culturales, posibilita el acceso directo a la educación musical a más de 3000 participantes de escasos recursos, en 72 comunidades del interior de Paraguay que de otra manera no lo podrían hacer.

 

El hombre y la fuerza de la creatividad

El hombre ha sido creado a Imagen y Semejanza de Dios. Todo lo que creó Dios refleja esa Bondad Infinita que hay detrás. Dios le ha encomendado ser el administrador de la creación. Esta administración muchas veces es vista como un fracaso , e incluso se ve al hombre como el gran depredador.

 

Pero con casos como este vemos la potencia del hombre para obrar el bien. Nosotros, al participar de ese del Amor de Dios, también somos movidos a co-crear. Por eso, quién iba a pensar que de la basura saquen una orquesta llena de significado y valor para cualquier persona que ve esa historia y escucha su música. Cuando la creatividad está movida por la búsqueda del bien tiene la facultad de transformar la realidad cultivando al hombre, mostrando y exaltando su dignidad.

 

El arte como elemento transformador

De hecho, no especifica qué mundos, pero podemos deducirlo por todo lo que muestra el video. La música es puente del interior al exterior y del exterior al interior. Es ese reflejo de la riqueza personal que se manifiesta en un bello sonido y que al ser compartido por una comunidad, se expresa la unidad y armonía de la música. Y también, escuchar música es un canal para el interior que, o lo enriquece o lo degrada.

 

El amor se vuelca sobre nosotros

Pensaba que cuando hay amor en lo que se hace, el Amor se vuelca sobre nosotros. Cuando alguien pone todo su empeño en buscar cultivar al ser humano, en ponerlo en contacto con su dignidad y ampliar el horizonte del bien, el Amor siempre se vuelve sobre uno. En ese sentido, creo que la frase que utiliza el maestro Szarán encaja muy bien. Ellos buscan edificar el mundo desde trazos de basura y lo están haciendo.

 

Fuente: Catholic link

Redacción: Natalia Monroy