Aportado por el Diácono Vicente Moreno

El Santo Rosario es una oración profundamente bíblica, puesto que cada
misterio nos presenta un instante específico del Plan de Salvación,
comenzando por el misterio insondable de la Encarnación del Hijo de Dios
hasta el Triunfo final del Cordero. Es también un medio para meditar y
aprender de Jesús y de la Virgen María sobre muchas virtudes necesarias
para la madurez cristiana.

Misterios Gozosos.

1- La Anunciación a Nuestra Señora. La humildad.
2- La Visitación a Sta. Isabel. La virtud de la Caridad.
3- El Nacimiento de Nuestro Señor. El desapego a lo material.
4- La Presentación del Niño. El ofrecimiento de nuestro ser al Padre.
5- La pérdida en el Templo. El Celo Apostólico.

Misterios Dolorosos.

1- La Oración en el Huerto. La Opción al sacrificio.
2- La Flagelación del Señor. El dominio corporal.
3- La Coronación de Espinas. La rectitud mental.
4- Jesús cargado con la Cruz. La Paciencia.
5- La Muerte de Nuestro Señor. La aceptación de la Voluntad Divina.

Misterios Gloriosos

1- La Resurrección de Jesús. La virtud de la Fe.
2- La Ascensión del Señor. La virtud de la Esperanza.
3- Él envió del Espíritu Santo. El Amor Divino.
4- El Tránsito de María Santísima. La Buena Muerte.
5- La Coronación de Ntra. Señora. La intercesión de Nuestra Madre.

Fuente: Corazones.org