Vie. Dic 9th, 2022

En una conversación que mantuvo con un amigo sacerdote, San Pío de Pitrelcina demostró que consideraba aquella práctica no solo como el asesinato de un ser humano inocente, sino como “un verdadero suicidio” para la humanidad. 

La famosa historia se desarrolló en medio de una conversación entre San Pío y el fraile franciscano Pellegrino Funicelli, quien la describió en su libro “Jack of All Trades of Padre Pío” de 1991.

En la conversación, el P. Funicelli le dijo al santo: “Hoy negaste la absolución a una mujer porque ella se había sometido voluntariamente a un aborto. ¿Por qué has sido tan riguroso con este pobre desafortunada?” (El Padre Pío a veces se negaba a dar la absolución a un penitente si mostraba una contrición insuficiente; a menudo regresaban y solo daba la absolución si eran sinceros).

San Pío respondió: “El día en que las personas pierdan su horror por el aborto será el día más terrible para la humanidad. El aborto no es solo un homicidio, sino también un suicidio. ¿No deberíamos tener el coraje de manifestar nuestra fe ante quienes cometen dos crímenes en un solo acto?”.

“El suicidio de la raza humana será entendido por aquellos que verán la tierra poblada por ancianos y despoblados de niños: Quemados como un desierto”, respondió el Padre Pío.


Fuente: Aciprensa

Redacción: Natalia Monroy