Mié. Nov 30th, 2022

La congregación de los Hermanos Maristas de la Enseñanza, es un instituto religioso laical católico, cuya misión se basa en la formación integral. Este servicio ha sido llevado a los cuatro colegios distritales de Bogotá, para heredar a todos los niños un patrimonio espiritual  “donde las necesidades de los niños y los jóvenes son más urgentes por atender”.

 

“La Comunidad de Hermanos Maristas empieza este sueño cumpliendo la expectativa que tenía su fundador Marcelino de ir a los lugares más apartados y a la población más necesitada (…) Niños y jóvenes que llegan con unas situaciones particulares y que se convierten para nosotros en un reto de acompañamiento, por eso el equipo que acompaña y que respalda los procesos de trabajo social, de psicología, son muy importantes; así como el acompañamiento que se hace a las familias, en sus hogares. Esto ha demarcado el gran derrotero en la pedagogía de los maristas”, afirmó Fabián Darío Contreras Lasso, director de los colegios administrados por los Hermanos Maristas de la Enseñanza en convenio con el Estado.

 

La propuesta pedagógica se fundamenta en: la espiritualidad mariana; el espíritu de familia, las relaciones horizontales; la sencillez de vida; el amor al trabajo; y la educación en la interioridad. De los 400 colegios distritales en Bogotá, 35 se encuentran en concesión, de estos, 15 son administrados por comunidades religiosas, bajo una apuesta formativa fundamentada en altos estándares educativos, innovación y valores humanos cristianos.

Dentro de las comunidades religiosas que administran estos colegios se encuentran: la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle); la Comunidad de Las Hijas de María Auxiliadora; la Comunidad de los Hermanos Maristas de la Enseñanza; el Consorcio Salesiano; Orden Religiosa de las Escuelas Pías o Escolapios (Unión Temporal Calasanz); la Corporación Educativa Minuto de Dios; Fe y Alegría.

 

Fuente: El Catolicismo

Redacción: Natalia Monroy