Mié. Oct 5th, 2022

Durante su catequesis de ayer, el Papa recalcó que “Las palabras de la Sagrada Escritura no han sido escritas para quedarse atrapadas en el papiro, en el pergamino o en el papel, sino para ser acogidas por una persona que reza, haciéndolas brotar en su corazón”

 

El Papa recordó que, en la tradición cristiana, la oración con la Sagrada Escritura, “se ha consolidado en particular el método de la ‘Lectio Divina’, nacido en ambiente monástico, pero ya practicado también por los cristianos que frecuentan las parroquias”.

 

Estos son los pasos:

 

En primer lugar, el Papa enfatizó que “se trata ante todo de leer el pasaje bíblico con atención, diría con ‘obediencia’ al texto, para comprender lo que significa en sí mismo”.

 

En segundo lugar, es necesario “entrar en diálogo con la Escritura, de modo que esas palabras se conviertan en motivo de meditación y de oración. Permaneciendo siempre adherente al texto, empiezo a preguntarme sobre ‘qué me dice a mí. Es un paso delicado: no hay que resbalar en interpretaciones subjetivistas sino entrar en el surco vivo de la Tradición, que une a cada uno de nosotros a la Sagrada Escritura”.

 

“El último paso de la Lectio Divina es la contemplación. Aquí́ las palabras y los pensamientos dejan lugar al amor, como entre enamorados a los cuales a veces les basta con mirarse en silencio. El texto bíblico permanece, pero como un espejo, como un icono para contemplar. Y así se da el diálogo”

 

 
 
Fuente: Aciprensa
Nota enviada por la periodista Teresita González a webmaster
https://youtu.be/e-mpuWqINB4
Fuente del vide: Rome Reports