Vie. Dic 2nd, 2022

Más de 300 refugiados han sido acogidos por las estructuras de la organización “Emergency” en Moldavia, en fronteras con Ucrania. Emergency exploró la frontera entre Rumania y Moldavia, y luego decidió actuar, de acuerdo con el gobierno de Chișinău, en Bălți, ciudad en la que las autoridades moldavas han creado tres centros de acogida. "Obviamente, estamos en una zona fronteriza, donde estos días estamos viendo numerosos coches procedentes de Ucrania", explica Andrea Bellardinelli, miembro del programa de emergencias y migración de Emergency:

 

"Hay unas 300 personas que han encontrado refugio en nuestras instalaciones, y muchas que han decidido quedarse en hoteles o casas particulares, con la esperanza de que el horror de la guerra termine pronto y puedan volver a Ucrania".

 

Nuestra tarea consiste también en remitir a estas personas al sistema sanitario territorial de Moldavia, con médicos de cabecera que pueden derivar algunos casos a los especialistas. Hay muchas familias y también se necesita apoyo psicológico para todas ellas. Obviamente la desorientación de los adultos es fisiológicamente mayor", señala el operador de Emergencias, con "importantes estados de ansiedad y depresión".

 

Así mismo, la desorientación afecta a todas las familias. "Las madres no saben que tienen un médico de cabecera, incluidos los pediatras. Intentamos dar esta información no sólo a los que están en las instalaciones de acogida, sino también a los muchos que duermen en otros lugares", explica Bellardinelli.

 

- Odessa está a sólo 40 kilómetros de Bălți, ¿hay heridos que llegan desde Ucrania?

 

"De momento, no hemos visto ningún herido, pero estamos dispuestos a avanzar también en esta dirección -concluye- hay que destacar que el sistema sanitario moldavo está respondiendo muy bien a una situación crítica que requiere la contribución de todos, y por eso estamos aquí, esperando dar la nuestra". 

Fuente: Aciprensa
Redacción: Natalia Monroy