Vie. Feb 3rd, 2023

El pasado sábado 27 de agosto, a las cuatro de la tarde, en la Basílica vaticana, el Papa francisco, nombró a 20 nuevos cardenales, así mismo también aprovecho la oportunidad para celebrar el 29 y 30 de agosto una reunión en la que ha invitado a participar a todos los purpurados del mundo y en la que soplan aires de cónclave al ser la primera vez en la que aquellos que eligieran al futuro pontífice se verán las caras. 

Para el consistorio, como se denomina a la reunión de cardenales, el primero que se celebra en pleno agosto, se había anunciado el nombre de 21 nuevos purpurado, pero serán 20 porque el belga Lucas Van Looy decidió no aceptar la birreta y el anillo cardenalicios. 

De los 20 nuevos designados, habrá finalmente 16 electores, menores de 80 años, y, por lo tanto, podrán entrar en la capilla Sixtina a elegir al nuevo Papa. Hay 4 no lectores, que no tienen derecho al voto, donde 5 son americanos, 5 asiáticos, ocho son europeos y don son africanos. 

Luego de la homilía, el Santo Padre pronunció la fórmula de creación de los cardenales, quienes juraron fidelidad a él y a sus sucesores «hasta el derramamiento de sangre«. Uno a uno, se acercaron a la sede para recibir, de rodillas, los símbolos del cardenalato: el solideo rojo, el birrete, el anillo y la bula con la asignación del título o diaconía.

Cada uno de ellos recibió el abrazo de la paz de Francisco, un gesto replicado inmediatamente después por el Cardenal Decano, el primero de los Cardenales Presbíteros y el primero de los Diáconos, en representación de todo el Colegio Cardenalicio. (Aquí puede leer la nota informativa de la Oficina de Celebraciones Litúrgicas Pontificias).

Entre los aspectos singulares de este Consistorio, cabe resaltar que fue creado el primer Purpurado de la historia del Paraguay, Mons. Adalberto Martínez Flores. Los otros tres nuevos Purpurados latinoamericanos proceden de Cartagena de Indias, en Colombia, y de Manaos y Brasilia, en Brasil.


Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia – El español

Redacción: Natalia Monroy