El Papa Francisco pidió este martes a los sacerdotes que tengan la valentía de salir y llevar la Eucaristía y la Palabra de Dios a los enfermos de coronavirus, así como acompañar a los operadores sanitarios y voluntarios que atienden a las víctimas de la epidemia.

 

El Santo Padre hizo este llamado durante la Misa que celebró en la capilla de la Casa Santa Marta este 10 de marzo.

 

“Continuamos a rezar juntos por los enfermos, por los operadores sanitarios, por tanta gente que sufre esta epidemia. Rezamos al Señor también por nuestros sacerdotes para que tengan la valentía de salir e ir hacia los enfermos, llevando la Palabra de Dios y la Eucaristía, y acompañar los operadores sanitarios, los voluntarios, en este trabajo que están haciendo”, pidió el Papa.

 

Este martes la Santa Sede extremó las medidas preventivas contra la difusión del COVID-19 y decidió cerrar la Plaza y la Basílica de San Pedro a las visitas guiadas y a los turistas hasta el 3 de abril.

 

Asimismo, canceló el evento “24 horas para el Señor”, la celebración penitencial que, con el título de “Tus pecados son perdonados”, iba a presidir el Papa Francisco este viernes 20 de marzo en la Basílica de San Pedro.

 

La decisión del Vaticano de cerrar la Plaza de San Pedro y la basílica a los turistas ha sido adoptada en coordinación con las autoridades italianas.

 

Fuente: Aciprensa