Jue. Sep 29th, 2022

El Papa Francisco recibió en audiencia este lunes 12 de septiembre a los miembros de la sociedad de estudiantes suizos, a quienes invitó a ser peregrinos y «no conformarse con seguir viviendo, sino querer vivir». En su discurso, pidió a los alumnos «dar gracias a Dios por esta oportunidad que les ha dado», ya que el hecho de poder estudiar «no es algo que deba darse por sentado».

«Sabemos muy bien que hay muchas personas en el mundo que no tienen acceso a la educación; y otras -sobre todo mujeres- que tienen que limitarse solo a niveles inferiores o a ciertos tipos de estudios; y otras más que se ven obligadas a recibir una educación», dijo el Papa.

Estudiar es un viaje. Y su asociación nos recuerda que los estudiantes, en un sentido amplio, son estudiantes de por vida», dijo el Santo Padre. En este sentido, el Papa aseguró que la educación «es tanto más noble y placentera cuanto más libre, gratuita, no sujeta a fines de utilidad».

Tener el espíritu del discípulo, siempre, a cualquier edad», subrayó. Más tarde, el Papa recordó que «Jesucristo es el mayor educador de la historia», ya que «saca al hombre nuevo de la cáscara del hombre viejo». «Nos libera de la esclavitud del ego y nos abre a la plenitud de la vida en comunión con Dios, con los demás, con las criaturas y también con nosotros mismos. Porque -como nos muestra tan bien Agustín en sus Confesiones- no estamos en paz con nosotros mismos hasta que nos entregamos al amor de Dios en Cristo Jesús», defendió.


Fuente: Aciprensa

Redacción: Natalia Monroy