En la Audiencia General de este miércoles 7 de abril, el santo padre, Papa Francisco nos recuerda que el próximo domingo 11 de abril, la Iglesia celebrará la Fiesta de la Divina Misericordia, por lo que animó a orar a Jesús de la Misericordia y pedir la “gracia del perdón y del amor activo hacia el prójimo”.

 

El Papa Francisco destacó que San Juan Pablo II, al instituir esta festividad, recordó que “la liturgia de este domingo parece trazar el camino de la misericordia que, al reconstruir la relación de cada uno con Dios, suscita también nuevas relaciones de solidaridad fraterna entre los hombres”.

 

“Cristo nos enseñó que el hombre no solo recibe y experimenta la misericordia de Dios, sino que también está llamado a ‘mostrar misericordia’ a los demás: Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos hallarán misericordia”, añadió el Papa.

 

Por ello, el Santo Padre alentó una vez más a dirigirse con confianza a “Cristo misericordioso” y a pedir “la gracia del perdón y del amor activo hacia el prójimo”.

 

Santa Faustina Kowalska relató que tuvo la primera revelación de la Divina Misericordia el 22 de febrero de 1931, estando sola en su habitación en el convento de Plock.

 

La escena de dicha revelación y las palabras que escuchó las dejó escritas en su diario en donde relató que Jesús le pidió que pintara una imagen suya, fiel a la imagen que se mostraba ante ella, vestido de blanco y que de su corazón emanasen haces de luz roja y blanca y la imagen debía contener la inscripción: “Jesús, en Ti confío”.

 

 

 

Fuente: Aciprensa