Dom. Dic 4th, 2022

El cardenal Sarah dice que «nunca se ha opuesto al Papa» en la primera entrevista desde que dimitió. El miércoles 10 de marzo, el National Catholic Register publicó una traducción al inglés de la entrevista del cardenal. Antes de su renuncia, Sarah era el prelado africano de mayor rango en el Vaticano, nombrado jefe del departamento de liturgia por el Papa Francisco en noviembre de 2014.

 

El 20 de febrero, el Papa Francisco aceptó la renuncia del Cardenal Sarah como prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Sarah había presentado su renuncia al Papa cuando cumplió 75 años en junio de 2020, como dictan las normas de la Iglesia.

 

Sarah dijo en su entrevista que cuando el Papa Francisco le dijo que había decidido aceptar la renuncia, «Inmediatamente respondí que estaba feliz y agradecido por su decisión». “Estoy feliz y orgulloso de haber servido a tres papas, San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, en la Curia romana durante más de 20 años”, continuó el cardenal. “Algunas personas insinúan sin razón o incluso poder dar pruebas concretas y creíbles de que éramos enemigos, ¡no es cierto! Al Papa Francisco le gusta la franqueza. Siempre hemos trabajado juntos con sencillez, a pesar de las fantasías de los periodistas ”, dijo.

 

“La Iglesia es una, sin ruptura, sin cambiar de rumbo, porque su Fundador ‘Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre’”, dijo. “Ella va hacia Dios, nos dirige hacia él. Desde la profesión de fe de San Pedro hasta el Papa Francisco pasando por el Vaticano II, la Iglesia nos vuelve hacia Cristo ”.

 

Ahora que está jubilado, Sarah dijo que tenía la intención de seguir trabajando y que estaba feliz de tener más tiempo para orar y leer. “Seguiré escribiendo, hablando, viajando. Aquí en Roma, sigo recibiendo sacerdotes y fieles de todo el mundo”. Sarah seguirá sirviendo como miembro de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano, donde dijo que vio «con inmensa alegría cómo la Iglesia está llena de santidad».

 

“No creo que la lucha entre progresistas y conservadores tenga algún significado en la Iglesia. Estas categorías son políticas e ideológicas”, afirmó, y agregó que “la Iglesia no es un campo de lucha política”.

 

“Lo único que cuenta es buscar a Dios cada vez más profundamente, encontrarlo y arrodillarse humildemente para adorarlo”.

 

En su opinión, es desafortunado que haya “ideólogos” que han puesto a la Iglesia del pre Concilio en contra con la Iglesia del post Concilio. Para él, estas personas son “divisores que están haciendo el trabajo del demonio”.

 

“La Iglesia es una, sin rupturas, sin cambiar el curso, porque su Fundador, ‘Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre’”, remarcó. “Ella va hacia Dios, ella nos dirige a Él. Desde la profesión de fe de San Pedro hasta el Papa Francisco a través del Vaticano II, la Iglesia nos lleva a Cristo”.

 

Ahora que está retirado, el Cardenal Sarah quiere seguir trabajando y da gracias porque tiene más tiempo para rezar y leer.

 

“Seguiré escribiendo, hablando, viajando. Aquí en Roma sigo recibiendo a sacerdotes y fieles de todo el mundo”, comentó.

 

El Purpurado seguirá sirviendo como miembro de la Congregación para las Causas de los Santos, donde afirma que ha visto “con inmensa alegría cómo la Iglesia bulle en santidad”.

 

“Ahora más que nunca la Iglesia necesita obispos que hablen claramente, libres y fieles a Jesucristo y a las enseñanzas morales y doctrinales de su Evangelio”, resaltó. “Intento continuar esta misión e incluso ampliarla”, aseguró.

 

 

Fuente: Aciprensa

 

Nota del guíon de la periodista Yohavet Orozco