Mar. Nov 29th, 2022

El arzobispo, los obispos auxiliares y un grupo de sacerdotes de esta iglesia particular acogieron la propuesta de ofrecer una mañana de un servicio para acompañar dos escenarios pastorales que son necesitados de misericordia constante, como son cárceles y hospitales de Bogotá, Colombia, todo esto, bajo el lema “Estuve enfermo o en cárcel y viniste a verme (Mt 25, 36)”.

 

La misión duró dos semanas, y alrededor de sesenta sacerdotes, estuvieron visitando tres centros penitenciarios y tres hospitales. Además, se tienen que agregar aquellas personas que, por iniciativa propia u organizados por arciprestazgos, prestaron su servicio en otros lugares.

 

Esta misión estuvo presente es la fundación hospital de san Carlos, sacerdotes de diferentes vicarías y del seminario mayor, compartieron momentos de oración, escucha y administración de los sacramentos, de la unción de los enfermos y de la penitencia a personas hospitalizadas, en este centro médico, ubicado en el sur de la ciudad de Bogotá.

 

“Es la vivencia de Mateo 25, de las Obras de Misericordia, estuve enfermo y me visitaste; esto también fortalece la vocación. Estamos llamados a mostrar el corazón de Jesús en medio del dolor, de la enfermedad”, señaló el padre Alexander Herrera, párroco en Santa Magdalena Sofía Barat, barrio Nuevo Muzu.

 

“Queremos llevar el mensaje de: Dios está cerca, vengan a mí los que están cansados, tristes, agobiados, yo los aliviaré, dice el Señor. A veces no llega el alivio del cuerpo, pero si llega el alivio del alma, y una persona, un enfermo, con Dios en el corazón, incluso, su enfermedad la ve distinta (…) Que sea el alivio de un Dios cercano, vivo y presente en la vida del que sufre”, agregó el padre Mauricio Cuéllar, párroco en Santa Cecilia.

 

Finalmente, el padre Wilson Ávila, capellán de la Fundación Hospital San Carlos y coordinador de la evangelización del mundo de la salud de esta Arquidiócesis, destacó las gracias y bendición que representan estas acciones pastorales.

 

 
Fuente: Arquidiócesis de Bogotá
redacción: Natalia Monroy