Un sacerdote de la Arquidiócesis de Milwaukee (Estados Unidos) llamó la atención de las redes este fin de semana al analizar la cifra de muertos por coronavirus en Italia e identificar el 27 de marzo como el día en que todo cambió.

 

Ese día el Papa Francisco presidió en la Plaza de San Pedro un momento extraordinario de oración acompañado del Cristo Milagroso, una imagen de Jesús crucificado a la que los romanos atribuyen el fin de la epidemia de 1522. Además, dio la bendición Urbi et Orbi y rezó ante la imagen del Señor crucificado.

 

 

 

 

En su cuenta de Twitter, el P. John LoCoco identificó a través de la Alerta sobre el COVID-19, accesible a través de Google, que ese viernes fue el día en que más fallecidos se registraron en Italia, con 919 víctimas.

 

Desde entonces, ha comenzado un paulatino descenso, hasta registrarse ayer 50 muertos en Italia. Como se sabe, este fue el primer país europeo donde la pandemia hizo estragos luego de que el virus saliera de China, provocando, según la Universidad Johns Hopkins, más de 230 mil contagios y 32.800 muertos.

 

Desde hace unos días se levantaron varias medidas restrictivas en Italia y también se pueden celebrar Misas con fieles, pero manteniendo las recomendaciones sanitarias para evitar un rebrote del coronavirus.

 

Fuente: Aciprensa