Ante una nueva amenaza de una violenta manifestación de feministas en el centro de Ciudad de México, un sacerdote alentó a “defender nuestra fe y nuestros templos”.

 

La plataforma “Terremoto Feminista” anunció una manifestación para el 25 de noviembre, desde el icónico monumento al Ángel de la Independencia hasta la Plaza de la Constitución, conocida como Zócalo, donde está el Palacio Nacional, que es sede del gobierno de México, y la Catedral Primada de México.

 

La marcha feminista comenzará a las 5:00 p.m. (hora local).

 

En la última manifestación feminista en Ciudad de México, realizada el 28 de septiembre de este año, las violentas feministas intentaron incendiar la Catedral de la capital del país. Otras agresiones fueron evitadas por muros humanos de fieles que rezaban el rosario en el exterior de los templos.

 

Un día antes, en un comunicado publicado en el sitio web de Desde la Fe, la Arquidiócesis Primada de México se distanció de “supuestas invitaciones para ‘defender’ los templos del Centro Histórico ante posibles agresiones de los que serán víctimas en próximas manifestaciones”.

 

“Les informamos que, de parte de la Iglesia Arquidiocesana, no existe proyecto para convocar a campaña alguna que secunde el enfrentamiento, el miedo o cualquier clase de alteración de la convivencia pacífica de todos los ciudadanos”, indicó la Arquidiócesis de México.

 

El P. Hugo Valdemar, que durante 15 años fue director de Comunicación de la Arquidiócesis de México, alentó a que, así como en septiembre, se convoque “a los católicos a defender nuestra fe y nuestros templos. Los católicos no somos cobardes ni traidores a Jesús, estamos dispuestos a derramar nuestra sangre cómo nuestros valientes cristeros que dieron su vida al grito de ¡Viva Cristo Rey!”.

 

“Si los pastores son cobardes, nuestros jóvenes no lo son, y deben actuar”, dijo.

El P. Valdemar denunció que los violentos grupos feministas “están pidiendo impunidad, es decir, que no haya seguridad para que puedan libremente vandalizar, quemar y profanar templos y catedrales como lo han hecho en Argentina y Chile”.

 

Fuente: Aciprensa
Nota por Teresita González
Fuente video: Van