La institución Salud Pública Escocia informó que el aborto en el país llegó a su segundo nivel más alto registrado en su historia reciente con 13.583 abortos en 2019, algo calificado por activistas provida como una “pérdida trágica de vidas”.

 

Las cifras señalan que la tasa de abortos es de 13.2 por cada mil mujeres entre 15 y 44 años de edad.

 

Catherine Robinson, vocera de Right To Life UK (Derecho a la Vida Reino Unido) dijo que “cada uno de estos 13.583 abortos es una pérdida trágica de vidas”.

 

Las cifras de 2019 son las más altas desde 2008 y representa un incremento de 297 muertes en comparación a 2018, cuando hubo 13.286 abortos.

 

Más de la mitad de mujeres que abortaron en 2019 tenía entre 20 y 30 años, mientras que el grupo de mujeres mayores a 40 años que se sometieron a un aborto subió de 256 en 1985 a 581 en 2019, la cifra más alta registrada hasta ahora.

 

Alrededor de la mitad de los abortos químicos en 2019 se debieron al fármaco misoprostol, usado en casa. Robinson dijo que es posible que la cifra de abortos sea similar o mayor en 2020 debido al impulso del “hazlo tú misma” como “respuesta a la pandemia del coronavirus”.

 

“Adicionalmente, los promotores del aborto siguen presionando para eliminar todas las restricciones de la ley del aborto y quieren que este sea libre a pedido, incluso hasta antes de nacer”.

 

En su informe anual, Salud Pública Escocia explicó que hay una “fuerte asociación” entre pobreza y tasas de aborto en el país, que actualmente tiene una población de unos 5.5 millones de habitantes.

 

Michael Robinson, director de comunicaciones en la Sociedad de Protección de Niños No nacidos (SPUC), comentó que “las mujeres de Escocia en las zonas más pobres tienen más probabilidades de someterse a un aborto en comparación con las zonas de Escocia menos pobres”.

 

“Esto es un símbolo chocante de desigualdad, que es totalmente inaceptable en una sociedad del siglo 21”, lamentó.

 

La vocera de Right To Life UK dijo también que en el Reino Unido, “el 70% de mujeres quieren que el límite actual para el aborto sea disminuido y el 91% quiere que se prohíba el aborto selectivo por sexo”.

 

“Todos pedimos al gobierno escocés que genere urgentemente nuevas restricciones y dé más apoyo a las mujeres con embarazos no planeados. Esto aseguraría que trabajemos juntos como sociedad para reducir el trágico número de abortos que se realizan cada año”, concluyó.

 

Fuente 1: CNA - catholicnewsagency

Fuente 2: Aciprensa 

 

 

Nota enviada por Teresita González a webmaster