El Padre Hugo Valdemar, canónigo penitenciario de la Arquidiócesis Primada de México, aseguró que el creciente número de embarazos adolescentes en el país es evidencia del “rotundo fracaso de los programas públicos, federales, estatales y escolares de la mal llamada educación sexual”. 

En una reciente columna publicada por el diario mexicano "ContraRéplica", el P. Valdemar señaló que “México, dentro del grupo de 37 países que conforman la Organización para la cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), ocupa el vergonzoso primer lugar de embarazos de adolescentes, lo que convierte al fenómeno en un verdadero problema de salud pública”. 

“Tan solo el año pasado hubo en nuestro país 340 mil embarazos de menores de 20 años”, indicó. 

El P. Valdemar, que durante 15 años fue director de Comunicaciones de la Arquidiócesis de México, precisó que “educar en la sexualidad no puede reducirse a proporcionar información de la función biológica de la sexualidad y mucho menos a una mera información de los métodos anticonceptivos y su uso”.