“La falta de acceso a los medicamentos esenciales debido a sus precios prohibitivos equivale a una sentencia de muerte para millones de pacientes en todo el mundo”, afirmó Silvia Mancini, epidemióloga y responsable de defensa de MSF en Ginebra.

En la apertura de la Asamblea Mundial de la Salud, celebrada en Ginebra, Médicos Sin Fronteras hizo un llamamiento a los Estados miembros para que se comprometan de forma concreta a desarrollar políticas sostenibles de investigación y desarrollo en el sector farmacéutico que garanticen el acceso a los medicamentos esenciales a precios justos en Europa y en el resto del mundo. 

La resolución sobre transparencia ofrece una oportunidad

Este año, la resolución sobre transparencia propuesta por Italia – que los Estados miembros deberán negociar – ofrece una oportunidad concreta. La resolución italiana “Mejorar la transparencia de los precios de los medicamentos, las vacunas y otras tecnologías sanitarias”, propuesta en febrero y apoyada por doce países (Italia, Grecia, Malasia, Portugal, Serbia, Eslovenia, Sudáfrica, España, Turquía, Uganda, Egipto y Túnez), tiene por objeto dar a conocer datos sobre estudios clínicos, limitaciones en materia de patentes, costes de investigación y producción de productos farmacéuticos, lo que permite negociaciones más justas entre las autoridades públicas y las empresas. Si se aprueba, sería un paso sustancial hacia una reducción real de los costos de los medicamentos y un mayor acceso a las terapias esenciales a nivel mundial.

No acceder a los medicamentos equivale a morir

“La falta de acceso a los medicamentos esenciales debido a sus precios prohibitivos equivale a una sentencia de muerte para millones de pacientes en todo el mundo y socava la sostenibilidad de los presupuestos de salud pública”, dijo Silvia Mancini, epidemióloga y responsable de defensa de Médicos Sin Fronteras, presente en Ginebra. “Los medicamentos no deberían ser una mercancía de lujo, los gobiernos deberían proteger la salud de las personas y no dar prioridad a los enormes beneficios de la industria farmacéutica. La resolución sobre la transparencia podría dar lugar a importantes resultados a este respecto”.

El problema afecta a decenas de países

El acceso a los medicamentos es un problema que afecta a decenas de países de todo el mundo y que en los últimos años también está creciendo en Europa. De este modo el costo de estos medicamentos aumenta la presión económica sobre los presupuestos de salud pública, causando un racionamiento de los medicamentos esenciales que salvan vidas y reduciendo el derecho y el acceso a la salud.

“En el decenio de 1990, los medicamentos antirretrovirales se vendían a un precio de 10.000 dólares por paciente y año. Como parte de nuestra Campaña de Acceso a Medicamentos, que comenzó hace 20 años, vimos cómo la competencia de genéricos ha ayudado a reducir el precio de estos medicamentos al precio actual de menos de $100 por paciente. Esto nos ha permitido proporcionar tratamientos para el VIH a más de 22 millones de personas en todo el mundo", prosiguió explicando la responsable Silvia Mancini.

A propósito de la concesión de patentes y otras cuestiones

La concesión de patentes y otras formas de exclusividad de datos sería necesaria, según las compañías farmacéuticas, para promover la investigación y el desarrollo de nuevos instrumentos médicos. Pero el desarrollo de medicamentos basado en un sistema de monopolio favorece los precios altos con un fuerte impacto social en el sistema de salud pública y no estimula la innovación real, porque la industria farmacéutica no invierte en medicamentos considerados menos rentables como la resistencia a los antibióticos, las enfermedades infecciosas o las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Médicos Sin Fronteras reitera sus peticiones también con vistas a las próximas elecciones europeas y a la formación de una nueva Comisión Europea que promoverá una política europea de investigación y desarrollo en el sector farmacéutico.