Con el documento “¡Cristo vive y quiere que vivas!” Los Obispos de Bolivia manifestaron su preocupación por los problemas sociales del país, pero alentaron a seguir las “indicaciones” del Resucitado para “llenar las redes” con “abundancia y vida”.

 El documento es la conclusión de la Asamblea Plenaria 106° celebrada del 2 al 7 de mayo.

En referencia al pasaje bíblico de San Juan donde Jesús resucitado anima a sus discípulos a volver a lanzar las redes; los obispos explicaron que Él “nos invita hoy a seguir echando las redes a pesar del cansancio y de que en la noche no hubo pesca. Él nos da indicaciones y nos anima para que, bajo su guía, se puedan llenar las redes del Señor con abundancia y vida”.

La primera reflexión de los obispos fue para “las personas que viven todavía la oscuridad del sufrimiento” ya sea por la corrupción, el narcotráfico, la drogadicción, la violencia, el maltrato infantil, el feminicidio, la crisis económica, la pobreza y la marginación.

“La Resurrección nos comunica a la liberación definitiva y profunda del pecado y de la muerte. Por consiguiente, es el comienzo de una nueva humanidad, una renovación total de la vida y nos invita a una nueva actitud ante los desafíos que afrontamos en el mundo”, explicaron.

En otro punto, reafirmaron su compromiso en la defensa y protección de menores; atención a las víctimas; y “acciones de transparencia, justicia y tolerancia cero frente a situaciones de abusos a menores en la Iglesia” que han sido una “herida abierta” en la sociedad.

En ese sentido, recordaron la creación de la “Comisión para la Protección de Menores” la que además investigará y actuará “con justicia y misericordia”.

En referencia a las elecciones presidenciales y parlamentarias de octubre de 2019, los Obispos llamaron a “una campaña electoral respetuosa de la verdad, pacífica y en igualdad de condiciones” entre candidatos.

Aseguraron también que “no se puede aceptar el control o la manipulación de los votos como instrumento de poder” ya que “solo una auténtica libertad, exenta de presión, puede garantizar el ejercicio efectivo de los derechos humanos”.

“Con estos criterios podremos afrontar con serenidad el proceso electoral y echar las bases para una convivencia justa, pacífica y fraterna”.

Los obispos también llamaron “a todos, pero especialmente a los jóvenes, a despertar, dejar los egoísmos e intereses y comprometerse con la construcción de una nueva sociedad más humana, más fraterna, que busque siempre la justicia y la paz”.

“Aprovechen sus energías positivas que los hacen capaces de tener las puertas abiertas a relaciones auténticas y profundas con Dios y con los demás”, alentaron los obispos.

En el documento también reflexionaron sobre la “ecología integral” donde “pequeños gestos del cuidado de la naturaleza ayudarán a crear mayor conciencia de que nuestra vida está estrechamente unida al ambiente que nos rodea”. 

El cuidado de la Casa Común “que Dios nos regaló” es “uno de los desafíos para el hombre de hoy, en consecuencia, no puede faltar en nuestro compromiso pastoral”. 

“En este sentido estamos llamados a promover y proteger, por encima de los intereses económicos y políticos, la vida integral de todas las criaturas con especial énfasis de los seres humanos”.

“La resurrección del Señor, que proyecta una nueva luz sobre estas realidades, nos haga capaces de acoger la vida y la gracia, nos abra a la esperanza y nos dé la fuerza para afrontar las situaciones de sufrimiento y de muerte”, concluyeron los Obispos de Bolivia.

 

Fuente: Aciprensa