Para tu oración, lectura y reflexión diaria te compartimos la Liturgia de las horas y Lectio Divina del viernes 24 de mayo. #OraConNosotros.

Lectio Divina

 Este es mi mandamiento, que se amen unos a otros, como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando”. Escuchemos la voz de Dios a través de la Palabra de Jesús. Es un programa de vida, el Amor, pero no como sentimiento, sino como decisión expresado en los pequeños actos de cada día. Cómo no decir con el salmista “te daré gracias ante los pueblos, Señor”. Pidámosle al Espíritu del Resucitado nos dé la gracia de estar firmes en el seguimiento de Jesús, nuestro Maestro y Señor, para así como los primeros discípulos dar testimonio del amor de Dios entre nosotros, de su presencia en nuestros corazones, en nuestras familias, comunidades.


Liturgia de las horas

 La liturgia de las horas es el resultado de un proceso por el cual aquella doble exhortación del Señor Jesús a la oración y a la oración comunitaria se va estructurando en una serie de súplicas que, distribuidas a lo largo de cada jornada, impregnan todo el día. Germen de esto lo podemos encontrar en la primitiva comunidad cristiana que se reunía para la oración (cf Hech 2, 42). 46).

 Unamos nuestra voz a la voz de la Iglesia con el canto de los salmos de la liturgia de las horas, para dar gracias a Dios, porque su Misericordia es eterna para con nosotros.